En "el barrio de los locos" esperan el pavimento desde hace 50 años

En Kilómetro 8 hay un grupo de vecinos que no se quiere morir sin ver el pavimento en las calles de su barrio. Se trata de los frentistas del histórico "barrio de los locos", o "barrio Sud".
María Camacho Nieves reside hace 52 años en la calle Soldado Bordón y Enrique Santos Discépolo y le comentó a Diario Patagónico: "el último intendente que nos visitó fue (Marcelo) Guinle (quien fue jefe comunal entre 1995 y 1999) y él nos prometió la obra de asfalto hace como 12 años, pero todavía seguimos esperando", narró.

Junto a otros vecinos han reclamado en diversas ocasiones ante las autoridades municipales, pero no tienen una fecha certera respecto del inicio de la esperada obra, para la cual ya tienen el cordón cuneta. Además, María Camacho Nieves comentó que hace pocos meses se concretó un plan de pavimentación en Kilómetro 8, por esa razón esperan que este año se pueda asfaltar el sector donde residen.

Otro vecino, Alfio Guzmán, presentó formalmente el pedido a través del expediente Nº 2.013 letra "G" con fecha 25 de abril de 2005. A través del mismo, la barriada solicitaba la obra de pavimentación y en ese momento le dieron respuesta positiva a través de una nota que llevaba la firma de Miguel Mendivil, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Urbano.

En aquella contestación oficial que lleva el número 226/05 se les explicaba a los vecinos que la obra de pavimentación se llevaría a cabo a través de la reparación histórica de los barrios de la zona norte, e incluso recuerdan que en ese momento le adjuntaron el listado de las calles que se iban a pavimentar, el tipo de obra, carpeta y asfalto que se colocaría, pero dicen que la obra que se ejecutó se hizo en el Barrio Central. Así quedaron sin asfaltar la calle Francisco Calatrava y todas las del Barrio Sud.

"Cuando llegué a este barrio hace 53 años no había nada, era un desierto, pero no quisiera morirme sin ver el asfalto frente a mi casa", aseguró María Camacho Nieves, como una de las primeras pobladoras de ese histórico sector de Kilómetro 8, que reunió a cientos de inmigrantes que trabajaban en los emprendimientos que marcaron aquella zona.

Los vecinos piden con urgencia esta obra porque el barrio está habitado principalmente por jubilados y pensionados y se generan muchos desniveles en el suelo cada vez que llueve, lo cual constituye un peligro para su salud, ya que algunos tienen dificultades para la movilidad.

María Camacho Nieves explicó que así como ya cuentan con los cordones cunetas y una red cloacal nueva, "lo único que nos estaría faltando es el asfalto para este histórico barrio que tanto dio a la zona norte".

El origen de su nombre

"El barrio de los locos" es la denominación que el Barrio Sud recibió entre las décadas del 30 y del 40, cuando en ese sector de Kilómetro 8 habitaban trabajadores solteros de la Compañía Ferrocarrilera del Petróleo (Comferpet).

Cuentan que esos trabajadores, inmigrantes llegados de diversos países europeos, vivían en pequeñas viviendas unipersonales, de muy poco espacio.

Así, en sus días de franco, solían hacer fiestas y organizar asados en la misma calle, donde incluso lavaban y colgaban sus ropas ante la falta de lugar. Así el sector empezó a hacerse conocido como "el barrio de los locos".

Comentá la nota