Barrio Fátima Piden la remodelación de la Plaza Marcilla

Dos temas que son prioritarios para la sociedad de fomento del Barrio de Fátima: la remodelación de la plaza Eusebio Marcilla, y la instalación de semáforos en Arias y Tejedor y Arias y Levalle, encabezan los temas de trabajo de la sociedad de fomento del Barrio Nuestra Señora de fátima que preside Sergio Pardini.
En septiembre pasado se cumplieron dos años desde que asumieron las autoridades fomentistas.

Pardini aseveró que “aunque institucionalmente se logró lo que habíamos prometido a la gente del barrio, la gran preocupación de esta comisión son las obras que faltan, a pesar que se cuenta con todos los servicios. Hay sectores que aún cuentan con necesidades importantes”.

Se refirió a una de esas inquietudes: la Plaza Marcilla. “Cuando asumimos en el 2006 tuvimos una reunión con el intendente Mario Meoni, y nos prometió que en 2008 se iba a remodelar e iba a ser puesta en condiciones.

También está el tema de la colectora de avenida de Circunvalación, que es un “desastre” en la situación en que está. “Le hace falta una cantidad de mejoras, como cordón cuneta, mejorado, iluminación. Lo único que logramos ahí fue llevar el gas; una obra importante que se hizo gracias al municipio”.

El dirigente calificó de “buena” la relación con la comuna. Recordó que a mediados de septiembre “Meoni nos visitó en nuestra sede, y en esa reunión volvimos a replantearle las obras prometidas aún pendientes para el barrio.

En ellas la pavimentación de la calle Garibaldi, entre Borchex y Circunvalación; la doble mano para tener un ingreso acorde a las necesidades hacia nuestro sector, porque sino hay que ir hasta Posadas o Mitre. Nos aseveró que se iban a ejecutar. Ya a esta altura del año nos parece que pasaron los días, pero no perdemos las esperanzas”.

Pardini reiteró una información oficial respecto a la plaza: “Nos dijeron que apenas se terminen otras remodelaciones, como la del Barrio Belgrano, se hará la nuestra, que es la que queda pendiente junto con la 9 de Julio, que son las más grandes”.

Semáforos necesarios

Pardini mencionó que el barrio tiene dos encrucijadas peligrosas en materia del tránsito: las esquinas de Arias y Carlos Tejedor, y Arias y Levalle, donde están las salidas de los colegios Marianistas y Centenario.

“Es crítica la situación durante el horario de salida de los alumnos. Hasta ahora no han ocurrido accidentes porque hemos tenido un Dios aparte. Estamos reclamando la instalación de semáforos en esa zona, y en esto, no es que la sociedad de fomento no haga nada, sino están los expedientes gestionados y de reclamos que hacen los vecinos acercan. Están todos elevados a la Municipalidad. Me imagino que como con el nuestro debe haber muchos barrios con obras pendientes. En forma constante nosotros estamos requiriendo la solución a los problemas”.

Populosa barriada

Fátima es un sector enclavado en plena zona urbana de la ciudad, delimitado por las calles Arias, Avenida de Circunvalación, General Levalle y Garibaldi, esta comprendido en doce manzanas donde residen más de dos mil habitantes. Cuenta con entidades emblemáticas, como los clubes Junín y Alumni, Iglesia Nuestra Señora de Fátima, las escuelas Centenario y 501, Jardín de Infantes 907, y el Colegio Marianista.

Beneficios para los socios

Resaltó que la entidad fomentista actualmente alquila la sede donde funciona. “Siempre pensamos en poder tener la casa propia y ahorrarnos el gasto del alquiler. Pero hoy por hoy la sede funciona a full con muchas actividades. También logramos armar la sala de computación y se enseña informática a socios a un costo muy bajo”.

“Nuestra institución viene trabajando mucho. Desde que asumimos apelamos a que todos los vecinos iban a encontrar las puertas abiertas. Lo estamos cumpliendo porque la gente nos merece el mayor de los respeto, hay que escucharla”.

Aseguró que la entidad fomentista esta “totalmente ordenada, que fue uno de los objetivos cuando asumimos”. Hizo hincapié en la remodelación de la sede ubicada en 12 de Octubre 381, con trabajos de mampostería y pintura realizados y con los ambientes calefaccionados. “Todos los vecinos del barrio tienen la posibilidad de alquilar el salón, muy cómodo, para organizar sus fiestas, lo que significa una colaboración para continuar ofreciendo servicios nuevos”.

Comentá la nota