Barrio Avellaneda: la red de agua avanza, los pozos se secan

Las versiones de vecinos, integrantes de la Junta Vecinal, Coopelectric y el Municipio sobre la situación. Cada cual tiene su mirada de un tema problemático.
Vecinos del sector del barrio Nicolás Avellaneda tienen problemas con el abastecimiento de agua de pozo al mismo tiempo que se realiza la obra para extender el servicio potable, que está pronta a finalizar. Mientras algunos focalizan la problemática en el último tiempo, otros señalan que siempre faltó agua en ese sector de la Ciudad y consideran que las quejas de los habitantes del barrio buscan acelerar los tiempos de conexión a la red.

Una de las vecinas que habló con infoeme.com, que vive en Saavedra al 400 (a dos cuadras del terraplén), explicó que actualmente demora seis horas en bombear agua desde el pozo hasta el tanque con el que también abastece a su suegra, en una casa contigua.

Por su lado, otro vecino de Aguilar al 800 (a una cuadra de Avellaneda), señaló que antes tardaba 20 minutos en hacer ese mismo proceso, y actualmente le lleva más de media hora.

Desde la Junta Vecinal del barrio le restaron importancia a las quejas y sostuvieron que "lo importante es que se logró la obra municipal" al tiempo que aclararon que en noviembre se realizarían las conexiones individuales.

Este lunes, se informó desde la Municipalidad que la obra de agua corriente lleva un avance de 95 % en el barrio donde la ejecución está a cargo de la empresa "D’Almeida Bico Hnos. S de H" y abarca 47 cuadras, con una inversión de poco más de 563 mil pesos.

Desde el Municipio también se indicó –en referencia a los barrios Coronel Dorrego, 4 de Octubre, Escuela N° 6, Martín Fierro y 10 de Junio, además de Nicolás Avellaneda I- que las obras que se llevan adelante "tienen un fuerte contenido social, que junto al compromiso de los dirigentes de las sociedades de fomento involucrados en los planes de expansión, se logra detectar fácilmente los domicilios que se conectarán al servicio".

Comentá la nota