El barrio de las arenas movedizas

Toneladas de áridos son retiradas a diario del río Ctalamochita con grandes camiones. Aunque la extracción está prohibida, algunos hacen caso omiso y se sirven del material a costa de todo, inclusive del bienestar de los frentistas del sector
La extracción indiscriminada de áridos y sus consecuencias sigue, lamentablemente, ganando espacios en distintos puntos de la ribera del río Ctalamochita.

Esta vez, desde el barrio Villa del Sur, un grupo de vecinos, que en dos oportunidades (a través de notas) le hicieron conocer al intendente Eduardo Accastello acerca de los movimientos de camiones llevándose toneladas de arena, pidieron una solución a la problemática que los aqueja.

Cabe destacar que el barrio, ubicado a la vera de la ruta 2, posee una sola calle de acceso y por allí circulan, a toda hora, los vehículos de gran porte.

"Le recuerdo señor intendente que hace 12 años el municipio estuvo acertado al cerrar la calle, impidiendo que los camiones ingresaran por la arteria principal y sí lo hicieran por el puente, con lo cual durante ese tiempo pudimos gozar de tranquilidad", manifestó en la misiva dirigida a Accastello uno de los frentistas afectados.

"Desde que se ha abierto nuevamente la calle reaparecieron antiguos problemas: equinos sueltos a toda hora, peligrosidad para los pequeños y las personas que circulan por la calle o veredas del barrio, rotura de la calle y grietas en las paredes de las viviendas cercanas a la calzada", advierte el escrito.

Vale remarcar que los autores del texto adjuntaron una copia de la resolución Nº 566, expedida por la Dirección Provincial de Agua y Saneamiento (Dipas), en diciembre de 2004.

El documento establece “la caducidad de todos los permisos o autorizaciones para extraer áridos dentro de la línea de ribera de los ríos, arroyos y lagos de la provincia de Córdoba (...)”.

Por tal motivo, desde la Dipas se dispuso un exigente marco regulador de la actividad para realizar la cuestionada tarea.

En este sentido, se convoca a “los municipios y comunas interesadas en la defensa y protección del medio ambiente para colaborar en el control y supervisión”.

Sin respuestas concretas, los vecinos de Villa del Sur siguen esperando que desde el ámbito oficial intervengan para detener la actividad o explicar el porqué de su existencia.

Basura, otro drama

Otro dilema que se suma a la situación por la que atraviesan los infortunados habitantes del sector es la acumulación de basura arrojada por personas que eligen a esta zona como vertedero de sus desperdicios.

"Lo más grave, por las consecuencias que esto acarrea, es que vecinos de la ciudad han empezado a arrojar basura, como lo hacían antaño cuando era costumbre de la Municipalidad, ya que lo utilizaban para rellenar la costa del río", agrega el manifiesto.

“Queremos invitarlo para que concurra a nuestro barrio y vea que todo lo mencionado es veraz”, solicitaron para concluir los frentistas.

Comentá la nota