Barreto: "Son seres humanos igual que nosotros"

Alberto Barreto, Ministro de Gobierno de Santa Cruz, en diálogo con TiempoFM, defendió el accionar de la policía para liberar la Ruta 3 en Caleta Olivia. Hizo sorprendentes declaraciones sobre la comunidad boliviana.
El Juzgado de Comodoro Rivadavia dio la orden judicial para desalojar la Ruta 3 la cual permanecía cortada por desocupados quienes impedían el paso de cualquier vehículo.

Barreto explicó lo siguiente: "Nosotros teníamos la instrucción del Juzgado de Comodoro Rivadavia de liberar la ruta, hemos intercedido, hemos buscado mediadores, lamentablemente no se ha accedido al pedido de liberar la ruta, y en función de eso tuvo que proceder el personal policial para liberar la ruta. Es importante que se escuche las declaraciones de los camioneros que estuvieron tres días aislados que no se les permitió movilizarse de ahí, que se les calzó los camiones, que se les puso cubiertas con combustible debajo de los camiones amenazando que los iban a volar. Por ello, creo que se evitó una tragedia porque lamentablemente nadie midió la forma en la que estaban haciendo el reclamo. Son los camioneros que quedaron atrapados en medio de este conflicto, los que tienen la veracidad de todas las versiones."

Admitió que se pidió la intervención de la iglesia: "Tal es así, que yo le pedí por favor que interviniera a Monseñor (Juan Carlos) Romanín porque tenía una orden judicial y cuando uno no cumple estas ordenes judiciales es responsable y también nos enjuician. Lamentablemente, no pudimos lograr y yo les había solicitado, aunque sea que liberaran la mitad de la calzada.".

Bolivianos

En cuanto a los responsables del corte dijo:" la persona que lleva adelante el corte y lo encabeza y que lleva la gente al corte, que es Norma Villamayor, que es del Polo Obrero y que es histórica y reconocida por este tipo de conflicto tiene trabajo, porque yo mismo en un acuerdo que hemos hecho les hemos conseguido trabajo en Cañadón Seco y las mujeres que estaban haciendo el reclamo, también tienen trabajo. Es decir, acá hay otra intencionalidad, mas allá que algunos sectores y no son algunos ex petroleros como están informando algunos medios, más que todo es gente que ha venido a la provincia que lamentablemente estamos en un mal momento para todos, en un mal momento laboral y que nosotros no tenemos capacidad para dar respuesta a todos los casos."

En referencia a la gran cantidad de gente indocumentada que se encontraba realizando el corte, manifestó: "Es una realidad que vive la zona norte, que son seres humanos igual que nosotros (SIC) y dentro de las posibilidades, siempre los hemos ayudado e incluso hemos acordado con el Consejo de Educación para que aprendan a leer y escribir (SIC) porque hay muchos de ellos que no lo hacen y es parte de la realizad de zona norte y seguramente migraciones deberá dar la respuesta que corresponda si esto está confirmado (SIC). Yo he tenido la anuencia de tratar con la comunidad boliviana, he hecho planteos desde lo racional, pero lamentablemente no he sido escuchado."

Finalmente se refirió a los comentarios de la comunidad caletense: "En Caleta Olivia es el comentario que habría detrás de esto, en función de que hay un cierto número importante de la comunidad boliviana, que en su momento se les daba una ayuda económica, que el partido obrero juntaría cierto porcentaje de lo que se le entrega a la gente, que les tomarían lista en los piquetes. Es un fuerte rumor que lo plantea la comunidad de Caleta Olivia ".

Operativo

Más adelante, Barreto consideró que se evitó una tragedia "porque lamentablemente nadie midió la forma en la que estaban haciendo el reclamo. Son los camioneros que quedaron atrapados en medio de este conflicto, los que tienen la veracidad de todas las versiones", dijo.

"La orden judicial se recibió en el día de ayer, pero no tenemos personal propio en Caleta Olivia, por eso es que se realizó el procedimiento a las cuatro de la mañana. Se debe comprender que eran alrededor de sesenta personas y el personal de Caleta Olivia no alcanzaba para realizar el procedimiento", añadió.

En cuanto al procedimiento en sí, "nadie tiene la verdad absoluta, la óptica nuestra y la instrucción que yo le he dado a los efectivos policiales es que tratemos de evitar fricciones e inconvenientes. Lo que ocurre que el jefe de policía que se encontraba allí para garantizar el procedimiento y la forma del mismo. También fue recibido a parte de las piedras, por bombas molotov, por tiros que no sabían de dónde venían, es decir, no era un conflicto sencillo, ni simple. Entonces, en esa fricción pudo haber habido algún inconveniente que nosotros tenemos en el parte del Ministerio de Asuntos Sociales que emitió el Hospital. En el caso de la señora embarazada se le hicieron los estudios correspondientes y se encuentra en condiciones. Es una persona que, aprovechó el hospital para ingresarla en el listado de las estadísticas porque en los cinco meses de embarazo nunca había ido a hacerse algún tipo de control., así que nosotros no apostamos a que surjan inconvenientes, lamentablemente siempre puede ocurrir una fricción", sostuvo.

"Yo le pedí por favor que interviniera a Monseñor Romanín porque tenía una orden judicial y cuando uno no cumple estas ordenes judiciales es responsable y también nos enjuician. Lamentablemente, no pudimos lograr y yo les había solicitado, aunque sea que liberaran la mitad de la calzada", remarcó.

Comentá la nota