Barreto afirmó que sus dichos no son "una actitud discriminatoria"

Así respondió a las declaraciones del Obispo Romanín que había señalado "debemos ser más solidarios y menos prejuiciosos".
El Ministro dijo la semana pasada que el incremento poblacional sería la causa de la nueva modalidad delictiva. Ejemplicó sus dichos con la detención de dos personas oriundas de Corrientes por robo y afirmó que sus declaraciones son "la verdad de lo que nos sucede"

El Ministro de Gobierno, Carlos Barreto, se sinceró ayer con un grupo de periodistas, al afirmar que "nuestra tarea no es fácil", luego de participar de un acto en la Sala de Situación de Casa de Gobierno, donde se firmó un convenio de capacitación para empleados públicos. (ver pág.8)

El Ministro habló sobre diferentes temas de actualidad con los hombres de prensa, entre los que se encuentran la seguridad y la lucha contra la droga.

Con respecto a la decisión política del Gobierno Provincial, de perseguir a los narcotraficantes, Barreto resaltó que se cuenta con el "acompañamiento de la fuerza policial", para la lucha contra el narcotráfico.

La policía "nos demuestra que tiene profesionalismo y la voluntad, pero a veces lleva su tiempo por los trabajos de investigación".

Sobre los últimos hechos delictivos contra taxistas, informó que a las pocas horas de haberse cometido los robos, fueron resueltos con la detención de dos menores.

"Más allá de los hechos, lo importante es medir los resultados que estamos viendo", subrayó.

Polémica

La semana pasada, el Ministro, junto al Jefe de policía Alejandro Martín, habían mantenido una reunión con las autoridades de la Cámara de Comercio de esta ciudad. A la salida de la misma, Barreto señaló que el incremento poblacional sería la causa de la nueva modalidad delictiva.

A estos dichos, el Obispo Juan Carlos Romanín, dijo: "debemos ser más solidarios y menos prejuiciosos".

Barreto fue consultado por las expresiones del Obispo y contestó que sus declaraciones no son una actitud discriminatoria y lo único que dicen es "la verdad de lo que nos sucede", y ejemplicó que es de público conocimiento el robo que hubo casi en las puertas de la Secretaría de Trabajo, donde la policía capturó a dos personas que eran oriundas de la provincia de Corrientes, que "cometieron un delito acá".

Barreto interpreta que el Obispo Romanín no planteó sus declaraciones como "una cuestión directa de discriminación".

Por otro lado, señaló que "cualquier hermano argentino y de cualquier país", puede venir a radicarse a Santa Cruz, pero debe cumplir con lo que las leyes marcan, advirtió y añadió que esto "es una cuestión simple".

En una entrevista, Monseñor Romanín había pedido que se cuide lo que se dice y hasta afirmó que "no se puede ver a los que venimos de afuera, como que somos culpables de la inseguridad, de la falta de trabajo, no es así".

Comentá la nota