Una barrera a los zapatos chinos

El Ministerio de la Producción tomará la medida que restringe el ingreso de productos chinos luego de comprobar que el 62 por ciento de los envíos desde ese país se hicieron a precios de dumping. Los fabricantes locales pedían trabas más amplias.
El Gobierno publicará en los próximos días una resolución para fijar un precio mínimo de importación para los calzados no deportivos provenientes de China. Esta resolución es parte de una investigación que inició la cartera de Débora Giorgi, ministra de Producción, donde se está investigando el ingreso con dumping de 9 millones de pares de calzado (deportivo y no deportivo). Desde esa cartera indicaron a Página/12 que la producción local de este tipo de calzado "sufre amenazas de daño" producto de las importaciones a precios desleales originadas en China. El objetivo de la medida apunta –según fuentes oficiales– a cuidar el empleo de los 40.000 obreros del sector. Desde la Cámara de Industria del Calzado vieron con buenos ojos la resolución, aunque indicaron que se deberían tomar medidas inmediatas sobre el ingreso de calzado deportivo.

En marzo de este año, el Ministerio de Producción comenzó una investigación por el ingreso de 6 millones de pares de calzado deportivo y 3 millones de pares no deportivos, provenientes de China. De ese total, la Comisión Nacional de Comercio Exterior –que depende de Producción– ya determinó que el 62 por ciento del calzado no deportivo habría ingresado con dumping. Esto es lo que motivó al Gobierno para fijar un precio mínimo de 15,45 dólares para la importación de calzado no deportivo. Todo aquel que importe a un menor precio deberá pagar la diferencia. Si al finalizar la investigación se determina que no hubo daño, se devolverá el dinero.

Según la resolución 42/2009 de la Comisión Nacional de Comercio Exterior se desprende que el margen de dumping determinado para el inicio de la investigación fue de 213,91 por ciento para las operaciones de exportación originadas en China.

La producción nacional de calzado alcanza los 122 millones de pares por año, de los cuales 107 millones son no deportivos. A esta producción están abocados aproximadamente 30.000 trabajadores. También se fabrican anualmente 15 millones de calzados deportivos, con una ocupación de 10.000 obreros. "Creemos que esta medida genera el escenario para impulsar la sustitución de importaciones. Estamos convencidos de que la industria nacional puede abastecer al mercado local", indicaron a este diario desde Producción.

La medida de antidumping provisoria alcanza sólo al calzado no deportivo. Los seis millones de pares deportivos que llamaron la atención el año pasado siguen en estudio, según indicaron fuentes cercanas a la ministra Giorgi. Desde el Ministerio de Producción aclararon que la medida de fijar un precio mínimo de 15 dólares sólo para el calzado no deportivo nada tiene que ver con los anuncios de algunas marcas internacionales (Penalty, Nike y Converse) para producir calzado deportivo. Estas tres empresas anunciaron a principios de junio inversiones por 25 millones de pesos.

Desde el sector empresario del calzado hubo reacciones dispares en relación con la medida que se publicará en los próximos días. Lo que objetaron fue que no se tomase ninguna medida inmediata para el calzado deportivo. Esto a pesar de que se siga investigando el ingreso con dumping de este tipo de calzado. También cuestionaron que Giorgi no los haya llamado antes para informarles de la resolución.

El otro foco conflictivo es con Brasil. Por año ingresan aproximadamente 13 millones de pares de calzado no deportivo y otros 6 millones deportivos. Por esta situación conflictiva, ambos gobiernos acordaron un cupo de importaciones provenientes de Brasil de 15 millones de pares anuales. Este acuerdo tiene vigencia hasta 2011.

El próximo 14 de julio habrá una reunión bilateral para analizar los cupos de importación y exportación entre diferentes sectores. Al ya establecido del calzado y la leche, se sumaran negociaciones por neumáticos, motos, aerosoles, embragues y ropa blanca. También habrá reuniones por heladeras, calefones y cocinas. "Nos piden (en Brasil) que exportemos menos", indicaron fuentes de Producción, sobre las líneas blancas.

Comentá la nota