Una barra con sponsors, favores dirigenciales y ahora con ayuda estatal

La hinchada de Independiente exhibe banderas con el nombre de empresas y selló la alianza con Marcelo Mallo, el hombre cercano al kirchnerismo que reunió a las barras bravas para viajar al Mundial a cambio de que no haya violencia en los estadios
Si hay una barra brava que aceleró los trámites para desembarcar en Sudáfrica fue la de Independiente. Incluso, su viaje al Mundial ya estaba decidido aún cuando la selección nacional caminaba al filo del abismo en las eliminatorias. La hinchada de los Rojos, que ya asistió a Alemania 2006, donde chocó ferozmente con la de Boca, apeló a sponsors, favores dirigenciales y recientemente a la ayuda estatal para reunir el dinero para la travesía africana.

Desde comienzos de este año, la hinchada de Independiente despliega una bandera con la leyenda "Sudáfrica 2010". Pero más sugestivo todavía es un telón que cubre toda la tribuna, en el que figuran los nombres de firmas privadas como Coca-Cola, Puma, DyM Construcciones, entre otras.

Pablo "Bebote" Alvarez, líder de la hinchada de los Rojos, es uno de los once barras que firmó el comunicado que le dio vida a Hinchadas Unidas Argentinas, una supuesta ONG vinculada al kirchnerismo que facilitaría el desembarco de las barrabravas en el Mundial del año que viene.

Otra ONG, Salvemos al Fútbol, fue la que denunció a la barra brava de Independiente por las amenazas a las que sometió al plantel de los Rojos en un hotel en Tucumán y en el predio de entrenamiento de Villa Dominico. La causa fue caratulada como "extorsión, coacción y asociación ilícita" y recayó en el Juzgado de Instrucción N° 4 de Buenos Aires. Otra causa que rozó a "Bebote" es la del crimen de Gonzalo Acro, el barra de River. Sin embargo, Alvarez podría salir del país porque no hay una sentencia firme, según comentaron a canchallena.com desde su entorno.

Fabiana Rubeo, de la ONG Nuevo Horizonte, reconoció que en 2007 financió el viaje de la hinchada de Independiente a la Copa América de Venezuela. ."No son viajes de lujo, se cocina en una misma casa y se trabaja para erradicar la violencia. La fuente de sustento son rifas de camisetas, comidas y también reciben apoyo del entorno de ellos", explica Rubeo.

Cuando Rubeo se refiere al "entorno de ellos" se puede interpretar que es la ayuda de los dirigentes. Después del Mundial de 2006, el dirigente de Independiente Boris Livsnovsky había dejado entender que algunos dirigentes les vendían entradas a los hinchas en Alemania. Los cañones apuntaban a Noray Nakis.

Durante el primer semestre del año, Independiente jugó de local en la cancha de Huracán y allí se vieron globos rojos con la firma de la empresa telefónica Claro que decían "La barra de los Rojos a Sudáfrica".

Desde el Departamento de prensa de la firma de telefonía Claro explicaron: "Somos sponsor oficial de la selección hasta el 2014. La compañía está involucrada en todas las acciones relacionadas a nuestro equipo nacional, como con su vestimenta de entrenamiento. No sponsoreamos ningún equipo de fútbol local y desconocemos la acción realizada en el partido de Independiente".

De acuerdo a averiguaciones, los mensajes en los globos se habrían grabado en la agencia de MSW, situada en Lanús. Pero eso no es lo más novedoso, sino que los globos habrían salido desde la AFA, donde Nakis tiene grandes influencias en la Comisión de Selecciones.

Una fuente muy cercana a Nakis describe la relación entre el dirigente y "Bebote" Alvarez. "Es una relación afectuosa. Bebote es un buen tipo, pero a veces se le cruzan los cables".

La hinchada de Independiente, además de los sponsors y de los favores dirigenciales, también se jacta por sus influencias en el sindicalismo. Hugo y Pablo Moyano, ex miembros de la comisión directiva del club, tienen algunos hombres de jerarquía en la barra de los Rojos.

Por eso, tampoco llama la atención que Marcelo Mallo, el cabecilla de Hinchadas Unidas Argentinas y hombre cercano al kirchnerismo, pondere la acción de "Bebote" Alvarez como un barra que levanta las consignas de la "no violencia".

Comentá la nota