Barletta: "El Frente Progresista debe establecer reglas de juego claras"

A cuatro días del triunfo electoral obtenido el pasado domingo en la ciudad, con José Corral a la cabeza, el intendente de Santa Fe realizó un balance de los resultados alcanzados. Habló de 2011 y del papel del radicalismo en la provincia. Y se mostró muy optimista por los logros de su gestión: "Santa Fe está en marcha", afirmó.
"Siempre en el promedio de un mandato, la ciudadanía de alguna manera plebiscita, evalúa y nos pone una calificación...y estamos muy reconfortados porque en unos dos años muy difíciles logramos muchas cosas y hoy, esta Santa Fe está mostrando una capacidad de recuperación y transformación admirable. Se la ve más ordenada, más limpia, menos vulnerable frente a las inundaciones, con espacios públicos que se van recuperando. Es como que están cambiando ciertas frases que durante mucho tiempo se habían instalado, como "la mitad del vaso vacío", "los palos en la rueda", "las piedras en el camino" y "la máquina de impedir". Hoy se ha demostrado que cuando hay piedras en el camino hay que tratar de correrlas para que este aparezca más libre; si hay palos en la rueda hay que quitarlos y si hay máquinas de impedir habrá que hacer otras que sean más poderosas y puedan hacer", comenzó.

Para Barletta, "el santafesino se va dando cuenta de que tiene una ciudad maravillosa, con enormes oportunidades, y nosotros apuntamos a gestionar con transparencia, con profesionalidad, tratando de darle participación a los ciudadanos. Hay cosas que se van mejorando. Y con las elecciones, la ciudadanía nos 'dijo' eso, que estamos haciendo las cosas bastante bien. Sin duda que falta muchísimo más por hacer, porque hay temas que siguen siendo terriblemente preocupantes, como la inseguridad o la exclusión social, pero soy optimista en que esta ciudad, y a pesar de este contexto, está en marcha, está levantando los brazos de nuevo".

Tras estas palabras, el jefe del DEM destacó la responsabilidad y el esfuerzo de los vecinos para cumplir y ser responsables a la hora de pagar sus impuestos, lo cual ha permitido encarar muchas cuestiones que estaban pendientes en la ciudad: "Tratamos de generar confianza entre el vecino y el gobernante, acortar distancias, porque cuando se está lejos, es muy difícil explicar las cosas. Pero cuando los ciudadanos ven que su plata de los impuestos se vuelca en beneficios para ellos, la cosa cambia", aseguró.

¿Candidato a gobernador en 2011?

Interrogado por esta posibilidad que ya ha trascendido en varias ocasiones, y más aún teniendo en cuenta la buena elección realizada por el radicalismo en todo el territorio provincial, el intendente dijo: "Creo que no hay que poner el carro delante del caballo...El Frente Progresista tiene algunas deudas centrales que debe empezar a resolver a partir de ahora, básicamente institucionalizarlo. En el Frente somos un grupo de partidos que nos reunimos y pusimos de acuerdos para candidaturas (para los comicios de 2007) pero no se institucionalizó. Un partido tiene una carta orgánica. Los frentes deben tener reglas de juego establecidas, porque determinan, por ejemplo, cómo se eligen los candidatos o cómo se discute en torno de un tema relevante. No digo que nos vamos a poner de acuerdo en todo, pero al menos necesitamos tener un espacio institucionalizado que lo intente. Otro aspecto deben ser los lineamientos de cómo se constituye un gobierno cuando son varios partidos los que deben gobernar".

Luego reflexionó: "Hoy es necesario corregir las cosas que hay que corregir para garantizar que en 2011 el Frente Progresista siga gobernando. Además, fíjense en este detalle: el justicialismo, en 25 años, no tuvo una posibilidad como la nuestra, de gobernar la ciudad capital, la ciudad de Rosario y la provincia al mismo tiempo. Son herramientas políticas más que suficientes para no equivocarse y garantizar un nuevo triunfo en 2011".

Seguidamente, Mario Barletta fue interpelado por las declaraciones realizadas por Jorge Boasso (ver aparte), a lo que respondió: "Que (Boasso) se quede tranquilo que ni a él ni a nadie voy a decirle qué tienen que hacer. El radicalismo tiene que ser un partido firme, sólido porque es bueno que los partidos que integran frentes sean fuertes, si no sí se generan problemas. Es muy bueno que el radicalismo de aquí a noviembre dirima su cuestión interna y se consolide como partido. Luego, el Frente deberá reunirse para establecer reglas de juego claras. Por eso, insisto, es muy prematuro hablar de nombres. Son tantos los aspectos dentro de la política que por ahora no podemos. Los actores van invirtiendo sus roles".

En este mismo sentido, descartó la posibilidad de una posible represalia por parte del gobierno provincial ante una eventual candidatura suya a la gobernación en 2011: "No, esto no pasará. Creo que el Frente tiene la posibilidad de consolidarse, de reunir al radicalismo y de seguir adelante. Aunque, en política, anda está dicho", sostuvo.

Para finalizar, el titular del Palacio Municipal subrayó que su mayor preocupación hoy es seguir gobernando esta "maravillosa ciudad" y, tras enumerar una serie de obras y eventos importantes concretados y otros en marcha, expresó: "Cuando las cosas realizadas son acertadas, los futuros gobiernos deben seguirlas o reafirmarlas, para que la ciudad siga creciendo".

Comentá la nota