Bariloche no tiene identificados los loteos de deuda tributaria

Ediles pretenden que esos terrenos sean incorporados al Banco de Tierras para realizar loteos sociales.
El municipio no tiene identificados los inmuebles abandonados, con abultada deuda tributaria que tanto los concejales como algunas organizaciones sociales pretenden incorporar al banco de Tierras de la ciudad.

En la respuesta al pedido de informes solicitado por el bloque del Frente Grande, el secretario de Hacienda Federico Lutz advirtió que el Estado no puede avanzar en la pretensión de solicitar la prescripción veinteañal para apoderarse de tierras abandonadas mediante el instituto de la usucapion".

El funcionario señaló que el municipio "no posee a la fecha lotes en condiciones de hacer operar la prescripción adquisitiva decenal" contemplada en el artículo 3999 del Código Civil.

La información fue recibida con reservas por el edil Alfredo Martín quien minimizó los formalismos legales e insistió en la necesidad de que el Estado defina estrategias para apropiarse de la tierra baldía cuya situación dominial es poco clara. Además recordó que loteos y grandes parcelas comercializados por sociedades ya extintas terminaron en manos de particulares inescrupulosos, abogados y escribanías que fraguaron ocupaciones veinteañales o sacaron importante provecho de los remates fiscales.

Con esa orientación el FG había requerido precisiones sobre la parcela que se extiende entre Radio Nacional y Circunvalación, al este de la calle Esandi, que abarca unas 160 hectáreas y es disputada por particulares y estudios jurídicos.

Sobre la misma Lutz detalló que "las fracciones de mayor extensión en el área pertenecen ´prima facie´": una a la familia González Lera y Emprendimientos INAT SA, y la otra a Juan Manuel Valcarcel, Luis Botbol y la sucesión Mansilla.

El listado de baldíos con deuda tributaria también fue solicitado por organizaciones del Consejo de Tierras que plantearon la necesidad de trazar líneas de negociación que le permitan al Estado negociar o adquirir los inmuebles en condiciones ventajosas.

El planteo fue subestimado por la actual gestión que tiene su energía enfocada en el posible canje de tierras fiscales "no aptas para el desarrollo de loteos sociales" por inmuebles privados que reúnan esas condiciones. En tal sentido en presidente del Instituto de la Vivienda, Oscar Zamora, anticipó la intención de trabajar sobre algunos remanentes de la sucesión González Lera que actualmente se encuentran afectados por las restricciones impuestas por la Carta Orgánica en torno a la ruta de Circunvalación.

Comentá la nota