Bariloche tendrá tierras para casas

La comuna compró 35 hectáreas para hacer frente al déficit habitacional.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Marcelo Cascón aseguró ayer que la compra de las 35 hectáreas para la articulación de soluciones habitacionales se consolidó pese a la crisis financiera del municipio que postergó la operación inmobiliaria y que durante los meses de invierno se completará la escritura y los estudios urbanísticos de la fracción sujeta a canje para comenzar a trabajar en el terreno cuanto concluya la veda.

El mandatario detalló a "Río Negro" que la secretaría de Planeamiento está trabajando en la mensura de las 12,5 hectáreas negociadas a la familia González Lera a cambio de valiosos lotes municipales en el oeste, y la identificación de esa fracción dentro de la parcela para avanzar con el planteo urbanístico. "Quiero llegar a después del invierno con todo resuelto para aplicar esta tierra a viviendas", dijo.

La compra de las 22,5 hectáreas restantes, convenida con los propietarios en u$s 917.300, quedará sujeta a la mejoría de las cuentas públicas que soportan una severa asfixia por la baja recaudación. Cascón sostuvo que los tres meses transcurridos desde la aprobación del convenio de compra no afectaron la operación, que "hay buena predisposición de los propietarios que aceptaron avanzar en la escrituración de las 12,5 has del canje" y que "la asesoría Letrada y el Instituto municipal de la Vivienda están trabajando con los González Lera para resolver la ingeniería financiera para las restantes".

El intendente no dio mayores precisiones sobre las prioridades que regirán la distribución de la primera fracción pero en cambio aclaró que los compromisos asumidos con el SOYEM y Unter quedarán relegados a las 22,5 hectáreas que se pagarán en 30 cuotas o más y no podrán disponerse para viviendas u otro uso hasta su cancelación total.

Para parte edilicia el municipio mantiene avanzadas conversaciones con la Fundación Madres de Plaza de Mayo que construiría una 200 viviendas sociales y realizará gestiones ante el IPPV y Nación para definir el financiamiento de las propuestas constructivas distintas a las tradicionales.

"La idea es hacer dúplex o estructuras un poco más grandes pero no monoblocks porque no queremos romper con el planteo de ese sector de la ciudad que es de casas", explicó Cascón. Las 35 hectáreas están ubicadas en inmediaciones de la ruta de Circunvalación y Esandi y, por su extensión y características, permitirían el desarrollo de unas 700 soluciones habitacionales, aunque el número final estará quedará definido por el informe de factibilidad ambiental encargado a Planeamiento.

Comentá la nota