Bariloche sumó nuevas propuestas gastronómicas

El Boliche de Alberto inauguró su local de pastas
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Si un turista pregunta dónde puede comer carne argentina, la mayoría de los barilochenses le recomienda "El Boliche de Alberto".

La familia de Alberto Pérez tiene tres restaurantes con parrilla y hace unos años también incursionó en las pastas caseras, rubro en el cual también aspiran ser referentes en la ciudad. Inauguró su nuevo local, en Villegas y Elflein, exclusivo en pastas y con una interesante promoción inaugural.

A contramano de numerosos emprendimientos gastronómicos Alberto Pérez apuesta al público local. "Es fundamental que los barilochenses sean mis clientes y luego me recomienden", afirmó ante "Río Negro".

En todos sus locales puede leerse el agradecimiento "por recomendarnos y por la paciente espera", ya que no se aceptan reservas previas y las mesas se ocupan por orden de llegada.

El empresario reconoció que la temporada turística invernal no fue ni parecida a la de años anteriores. No obstante, no es partidario del discurso del llanto y afirmó que "hay que redoblar los esfuerzos para salir adelante". Explicó que decidió cerrar el local de pastas que atendía en la ruta al Llao Llao y mudarse al centro. "Tengo mucho más espacio y por estar los tres restaurantes en un radio de una cuadra, optimiza el servicio y el control", afirmó. Tiene 66 cubiertos y está dotado de moderna tecnología.

Reconocida trayectoria

Alberto tiene una larga trayectoria gastronómica y arribó a esta región a fines de los años setenta. "El primer restaurante lo tuve en Dina Huapi. No estábamos sobre la ruta, pero trabajamos bien pues teníamos por clientes a todos los camioneros que cruzaban a Chile. En aquel entonces se hacían trámites aduaneros en Ñirihuau y los choferes almorzaban o cenaban en nuestro boliche", recuerda.

En el nuevo local, durante una semana, las pastas incluyen el vino sin cargo. El empresario reconoció que varias bodegas pujaron por ser las encargadas de la promoción y finalmente se impuso Trapiche, con el vino Fond de Cave, que está a disposición de los comensales, durante siete días.

Comentá la nota