Bariloche, la niña mimada

No hubo un sólo mensaje de los presidentes que no aludiera en términos galantes y admirados a lugar elegido por la presidenta de la Nacion, Cristina Fernández de Kirchner, como sede del encuentro. Tanto, que en un momento la mandataria argentina pidio que le agradecieran a Dios y no a ella por el singular paisaje. Foto de Alejandra Bartoliche.
Elogios para la ciudad

Los distintos presidentes dedicaron un párrafo aparte en su discurso para agradecer la invitación de la presidenta a un lugar "tan especial" como Bariloche, elogiaron la atención recibida y expresaron su admiración por la naturaleza del lugar.

Rafael Correa, por ejemplo, se manifestó maravillado por la imponencia del paisaje y subrayó la necesidad de preservar "la región más bella del mundo" -también en referencia a otras regiones- como "una perla". Evo Morales también señaló su sorpresa ante la belleza natural del lugar y pidió expresamente que la próxima invitación sea para realizar una visita. En el mismo sentido Lula reclamó una convocatoria para disfrutar de Bariloche y su entorno y Chávez aprovechó para enviar saludos de Fidel Castro quien, cuando se enteró de su viaje, afirmó que nunca se olvida la ciudad que visitó en 1995 para la Cumbre de las Américas.

Tantos fueron los agradecimientos por el "paisaje" que recibió Cristina Fernández que, en un momento, la presidenta optó por aclarar que el paisaje sería mejor agradecérselo a Dios.

Comentá la nota