Bariloche: eliminan seis cargos en el gabinete.

Para hacer frente a la crisis, el jefe comunal también busca implementar una ordenanza que le permita reducir en un 20% su sueldo y, por ende, el de sus funcionarios.
El intendente Marcelo Cascón eliminó otros seis cargos de su gabinete (ya acumula doce bajas en menos de tres meses) e impulsará por ordenanza una reducción del 20% en su propia remuneración, con automático efecto cascada sobre todos los sueldos políticos de los tres poderes.

Con esas medidas busca dar batalla al creciente déficit de las cuentas públicas y convencer a los vecinos sobre la necesidad de un "esfuerzo conjunto", que permita mejorar la recaudación.

El cambio principal es la salida del secretario de Gobierno, Nelson Vigueras, y la unificación de esa área con Economía, ambas a cargo de Federico Lutz.

También desaparecen en el nuevo esquema la subsecretaría de Turismo, la de Medio Ambiente (es absorbida por la de Gestión Urbana) y las direcciones de Comunicación (unificada con Protocolo), Hacienda (queda bajo la órbita de Control de Gestión) y Parques y Jardines.

El nuevo organigrama quedó reducido a 16 cargos. Cascón aseguró que en los próximos días extenderá el recorte sobre los contratos políticos, que actualmente son 18 y caerán a "no más de 10"-

El intendente reconoció que "la totalidad de los ingresos del municipio se destinan al pago de sueldos" y dijo que los cambios es para "dar una señal clara" hacia los empleados municipales y también hacia la comunidad".

"Si estamos en épocas difíciles y hay que reducir, tenemos que empezar por casa -razonó el intendente-. Estamos pidiendo que los vecinos acompañen y sean parte de la recuperación que el municipio necesita". Advirtió que de no encontrar resultados con la moratoria en marcha, aplicará el "máximo rigor" con los deudores tributarios.

Cascón asumió como única autocrítica la de "no haber mencionado al comienzo de la gestión (en junio del año pasado) la magnitud de la crisis heredada", del anterior gobierno.

Dijo que el ajuste sobre sus colaboradores, sumado a la rebaja de sueldos, aportará un ahorro mensual de 250.000 pesos, que piensa complementar con una "fuerte restricción del gasto público, en el cual la prioridad será atender el funcionamiento operativo y la contención social".

Federico Lutz ingresó al equipo de Cascón hace apenas dos meses y desde ayer quedó a cargo de una "supersecretaría", con directa incumbencia sobre Gobierno y Economía.

No es la primera vez que el municipio funciona con esas dos áreas integradas. El ex intendente Alberto Icare en su primer gobierno también las unificó, bajo la orden de Adolfo Fourés.

Ayer Cascón deslizó un velado reproche a los concejales y miembros del Tribunal de Contralor que no aceptaron la propuesta de renunciar al 20% de sus remuneraciones, como hicieron los funcionarios del Ejecutivo. Ahora el intendente dijo que "ya no será una adhesión voluntaria sino una definición tajante".

El intendente percibía 7.500 pesos y luego del recorte su sueldo quedará en 6.100. A los concejales y secretarios les corresponde el 90% de esa suma, lo mismo que a los vocales del Tribunal.

El resto de los funcionarios cobran en escala decreciente a partir de esos montos.

Comentá la nota