Bariloche convoca a medios a integrar registro y regular la pauta

La Municipalidad de Bariloche convoca a los medios de comunicación a integrar un Registro Municipal de Medios (Remume) que aspiren a obtener pauta publicitaria oficial en el marco de una nueva resolución para regular el servicio. Hay plazo hasta el 28 de agosto y un estudio estatal evaluará la cotización.
La regulación de la pauta publicitaria oficial había sido resuelta en mayo pasado pero el primer vencimiento de inscripción del registro no se cumplimentó por desinteligencias del área de la Dirección de Comunicación Institucional por lo que ahora el intendente Marcelo Cascón derogó la resolución original y fijó un nuevo plazo inicial de inscripción de medios hasta el 28 de agosto.

La normativa surgió ante la "falta de elementos objetivos y ciertos de valoración" que permitan una "adecuada distribución de la pauta publicitaria".

En los fundamentos el intendente Marcelo Cascón consideró que ante la falta de una normativa al respecto esta situación "favorece la utilización de la pauta oficial como un instrumento de presión política para intervenir la independencia de los medios y periodistas –socavando la libertad de expresión-, y permite la discrecionalidad en su distribución, atentando contra la transparencia del manejo de los fondos públicos y facilitando los actos de corrupción".

Cascón se refirió a un documento de la Asociación por los derechos Civiles que expresa que "la asignación y el retiro de publicidad oficial por motivos políticos es una de las principales manifestaciones de la censura indirecta en la región".

El desmanejo de la pauta oficial en la Municipalidad de Bariloche derivó en sendas críticas a la gestión anterior al inicio del mandato de Cascón, quien prometió regular la entrega de pauta oficial pero mantuvo durante más de un año el mismo criterio de entrega sin regulación.

Los medios locales y provinciales en formato de televisión, portales web, medios gráficos, radios, productoras y programas independientes deberán tener al menos seis meses de funcionamiento ininterrumpido y responder a una serie de requisitos documentales y de inscripción de la actividad.

En el caso de las radios se exige la licencia otorgada por el Comfer o carpeta de inicio de su regularización, mientras que los medios gráficos deben presentar la tirada, ediciones y antigüedad y para los sitios web se requiere la cantidad de visitas mensuales y período de actualización.

El Remume será renovado cada seis meses y la Dirección de Comunicación Institucional se encargará de realizar con personal municipal de manera anual un estudio sobre la audiencia de los medios y programas locales, cuyos resultados deberán ser publicados en el sitio web oficial.

El estudio deberá evaluar el público que consume cada producción (perfil socioeconómico, etario y de género, cobertura geográfica, cantidad de público, etc.), a fin de poder direccionar el mensaje publicitario de la Municipalidad y en función del presupuesto anual asignado al área se determinarán los montos dispuestos para la publicidad institucional.

Según la resolución 1852 firmada esta tarde por el intendente y el secretario de Economía, Federico Lutz, serán los medios quienes coticen su espacio de difusión y luego la Municipalidad evaluará el costo en relación a la cotización solicitada y el resultado de la medición.

La normativa restringe la publicidad oficial a los medios que únicamente retransmitan señales de otras localidades pero no están ajenos a percibir un aporte por campañas específicas de la Municipalidad cuya partida presupuestaria surgirá de una cuenta especial denominada "aporte a medios".

La resolución prohíbe la difusión de publicidad institucional vinculadas a obras de gestión durante los 15 días previos a una elección a los fines de "evitar su indebida utilización en épocas electorales"

Comentá la nota