Barilari solicitó concurso preventivo: Afirman que "es artilugio para mostrar una crisis inexistente”

En paralelo a las medidas que lleva adelante un grupo de trabajadores despedidos, los cuales mantienen tomada la planta procesadora de pescado a la espera una reincorporación, y a las gestiones que se efectúan desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, en conjunto con el Municipio de General Pueyrredon, además de la CTA a nivel local, provincial y nacional; la empresa Antonio Barillari SA pidió la apertura de su concurso preventivo.
Según se publicó hace pocas horas un matutino de alcance nacional, la empresa pesquera también anunció su cesación de pagos desde el 3 de noviembre del corriente año.

En ese sentido, el Dr. Julio Hikkilo, abogado de la Central de Trabajadores Argentinos Mar del Plata, advirtió este jueves en declaraciones a 0223.com.ar que “es un recurso que aplican para no pagar las deudas y un artilugio empresarial para entrar en cesación de pagos y mostrar una crisis que para nosotros es inexistente porque en estos últimos 15 años han tenido ganancias que no justifican”.

“Las empresas que deben impuestos no lo hacen porque estén en crisis económica, sino porque directamente eludieron el pago de los mismos; prefirieron 'embolsillar' esa plata y mandarla al extranjero”, sentenció.

En tanto, con relación al despido masivo de fileteros en Antonio Barialri SA, el letrado, expresó que “luego de que la empresa rescindiera repentinamente el contrato comercial con las pseudo cooperativas y estas, al no tener materia prima para procesar, dejaran sin ocupación a todos los trabajadores, pedimos la intervención del Ministerio del Trabajo de la Nación para que se mantengan los puestos de trabajo, y ahora las negociaciones se están llevando a cabo directamente desde Buenos Aires”.

Asimismo, dijo que este jueves pudo “constatar que en el sur hay una situación similar con la misma empresa”, apremio que también se trasladó a otras firmas de la ciudad. “Estuve reunido con empleados de otras plantas relacionadas con la firma Giorno que están atravesando por el mismo problema debido a la falta de materia prima y de salario, y también analizan tomar medidas”, explicó.

“En este momento hay 50 personas cortando 40 cajones de pescado porque no están trayendo materia prima para procesar en tierra y se están aprovechando la coyuntura de crisis nacional e internacional para desprenderse de los trabajadores. Están utilizando a los trabajadores como una válvula de ajuste para no resignar ganancias”, enfatizó.

Por su parte, los trabajadores que llevan adelante la toma de la planta Barilari para garantizar que la misma “no se desprenda de las maquinarias y de la mercadería que estaba dentro como una forma de resguardar nuestros derechos”, confirmaron a este vespertino digital que continuarán con las medidas hasta que reciban respuestas favorables.

Roberto Villaola, vocero de los operarios en asamblea permanente dentro de las instalaciones de la mencionada firma, insistió en que se debe “intimar al empresario para que se siente en la mesa de conciliación obligatoria y se devuelva el trabajo a los 300 compañeros”.

“El tema –continuó- es que Barilari, es un cobarde, no pone la cara y ante eso, debería existir un poco más de presión por parte de las autoridades”.

Por último, Villaola embistió nuevamente contra los dirigentes del SOIP: “A ellos lo único que les importa es recaudar, son insensibles, y no les importa si la gente tiene que ir al basural para darle de comer a sus hijos”, disparó.

Según indicaron empleados despedidos de Barilari SA a este vespertino, en el transcurso de jornada se acercaron a la empresa “varios operarios” pertenecientes a otros sindicatos, como el Sindicato Obreros Marítimos Unidades, para “solidarizarse”.

Al ser consultados sobre la posibilidad de un “apoyo” desde ese gremio, los fileteros fueron claros: “La gente del SOMU siempre habla de apoyo pero cuando llega el momento de hacer los papeles, nos dicen que tienen presión de las políticas de mierda que nos llevan a estar como estamos y nos dejan solos”.

Por su parte, Néstor María, dirigente del SOMU Mar del Plata, ratificó la presencia de afiliados al gremio en la planta, aunque aclaró: “Nosotros vamos a acompañar a los compañeros en conflicto en la medida que esto no se politice, como sucedió otras veces que se nos han acercado para sacar beneficios propios”.

“Mientras los trabajadores y el sindicato que los nuclea (SOIP) nos pidan una mano se la vamos a dar con tal de recuperar los puestos laborales y la empresa no cierre dejando a todos en la calle”, señaló.

Comentá la nota