Bares: el oficialismo busca votos para no utilizar la mayoría propia

Bares: el oficialismo busca votos para no utilizar la mayoría propia
Intenta que algunos monobloques voten a favor del proyecto de traslado a la Escollera Norte o se abstengan. Si no lo consigue, el presidente del Concejo debería usar su voto doble parle el triunfo al Gobierno.
El mensaje de búsqueda de acuerdos y consensos que emitió el intendente en el acto de recambio parlamentario obliga a su bloque legislativo -Acción Marplatense- a salir a la caza de algún voto que le impida utilizar su mayoría para aprobar el traslado de bares de Alem a la Escollera Norte.

El proyecto será tratado en el plenario del Concejo Deliberante previsto para mañana y las aguas están divididas: el oficialismo asegura el voto de sus doce concejales y el principal bloque opositor, que cuenta con siete integrantes, votará en contra. Por eso, la búsqueda de los ediles de Pulti apunta a conquistar la voluntad de alguno de los cinco bloques unipersonales (o monobloques) que hay en el cuerpo desde el 10 de diciembre.

Pero las cuentas no son sencillas. Sobre todo, porque algunos de ellos se oponen terminantemente a la mudanza de los bares. Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular Marplatense) lo dejó en claro en la reunión del martes de la Comisión de Hacienda, donde argumentó y votó en contra. Carlos Arroyo (Frente Es Posible) ratificó ayer públicamente que rechazará la iniciativa. Y Guillermo Schütrumpf (GEN), sobre el que se habían generado rumores de que se podía abstener, le dijo ayer a El Atlántico que también se opondrá.

De cinco monobloques, entonces, sólo quedan dos que podrían acompañar el proyecto oficial de alguna u otra manera. Es que los negociadores políticos del oficialismo para este proyecto, Diego Monti y el jefe del bloque, Héctor Rosso, están dispuestos a aceptar alguna abstención, con lo que se asegurarían el triunfo de Acción Marplatense sin necesidad de que el presidente del Concejo, Marcelo Artime, haga pesar su voto doble.

Esos dos bloques "sueltos" que quedan son los de la kirchnerista Verónica Beresiarte y el de Mario Lucchesi (Movimiento Peronista). Beresiarte le dijo ayer a este diario que seguía "estudiando" el proyecto con la posibilidad de "solicitar algunas modificaciones", pero no dio más pistas. Lucchesi se inclinó por la abstención en la reunión del lunes de la Comisión de Legislación, la primera que trató el proyecto.

Si Acción Marplatense no consigue que alguno de ellos vote a favor o se abstenga, sólo le quedará la alternativa de usar el voto doble de Artime para aprobar la iniciativa. Eso sí: el presidente del Concejo suele comentar en privado que no quisiera desempatar la contienda.

"Pero no se descarta que eso pueda pasar, porque hasta ahora no hay nada cerrado", dicen en AM. Con todo, todavía falta un día para la sesión, por lo que hoy será una jornada clave para determinar el rumbo de las negociaciones.

Un rumor que había corrido en los pasillos del Concejo era que el bloque Acción Marplatense no quería que su concejal Eduardo Pezzati, que es a su vez el presidente del Consorcio Portuario Regional -un organismo provincial-, votara a favor ante una posible incompatibilidad de intereses. "Se dijo que lo queríamos hacer abstener, pero fue un rumor que instaló la oposición. Va a votar a favor", recalcaron en la trinchera oficialista.

Comentá la nota