Bares de Alem mantienen su amenaza de no abrir el fin de semana

La Cámara que nuclea a bares y restaurantes de ese corredor nocturno reclama mayor presencia policial. Enviaron un petitorio al intendente Pulti.
El presidente de la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines de Playa Grande (Carba), Pablo Villar, aseguró que decidieron "enviar un petitorio" pidiendo más controles con los adolescentes "que provocan desmanes por el exceso de alcohol", sobre todo a lo largo de la calle Alem.

Además, pidió que "se dejen de lado los asfixiantes controles que se realizan a los locales, porque cumplen con todas las normas exigidas", al tiempo que advirtió: "de no recibir respuestas, cerraremos los locales este fin de semana".

El presidente de Carba explicó que en un "40 por ciento" son los menores los que cometen exceso con el alcohol y provocan desmanes, por lo que pidió que "la policía realice un trabajo en conjunto con los juzgados de menores" para evitar estos hechos.

"Esta es una zona en la que no hay violencia, salvo por los hechos del otro día. Adentro del local está todo controlado, pero de la puerta para afuera no. Incluso hay autos que venden alcohol y los chicos compran bebidas a la tarde en los supermercados", denunció Villar.

"En nuestros locales está prohibida la venta de alcohol a menores, pero supongamos que no sea así. Para embriagarse un chico necesita unos 300 pesos, mientras que para hacerlo en la calle lo hacen por sólo 40 pesos", graficó luego de brindar una conferencia de prensa en la sede de Quintana 252 de esa ciudad.

Ahora, los comerciantes esperan la respuesta del intendente hasta el mismo viernes y en caso de no satisfacer el reclamo cerrarán los locales el fin de semana, decisión que según Villar no llevaría "más de una hora en tomar".

Comentá la nota