Bardengo: "La UCR es el antibiótico de la política enferma"

Hay quienes aseguran que el regreso de Rodolfo Bardengo a la estructura de la Unión Cívica Radical es un hecho.
El ex intendente, hasta ahora encolumnado en el GEN -partido que lidera Margarita Stolbizer, evita la definición, aunque sostiene que "la alternativa que tiene el país para cambiar, pasa por la doctrina de la Unión Cívica Radical".

El dirigente fue entrevistado por La Campaña, y manifestó que la alternativa hacia el futuro es el radicalismo, pero a través de un consenso con otros sectores, "incluido el Partido Justicialista a través de aquellos sectores que tienen una vocación más republicana y democrática que el kirchnerismo".

En el inicio de la entrevista, al referirse al panorama actual, consignó: "Creo que la situación de los partidos de oposición de cara a 2010 y 2011 va a ser de intensa actividad institucional, donde se van a perfilar los postulados sobre los cuales se van a establecer las candidaturas".

"En ese marco, la vida del GEN o del radicalismo está tocada por la misma varita. La alternativa que tiene el país para cambiar, pasa por la doctrina de la Unión Cívica Radical. De eso no cabe ninguna duda".

Bardengo opinó que "los argentinos tenemos que recuperar el sentido de las instituciones, de la república, de la democracia dialoguista y participativa, y el sentido de la moral pública. Esto es el radicalismo, que es completamente lo contrario a lo que nos muestra el kirchnerismo en el gobierno, donde hay avasallamiento de las instituciones, olvido de la república y la democracia; y básicamente una gestión de gobierno que está sospechada de falta de transparencia y corrupción".

El dirigente insistió en que "no cabe duda que si Argentina quiere cambiar su destino, debe sacarse de encima el modelo kirchnerista de pensar la política, para adoptar un modelo correcto, y adecuado a las necesidades. Esta es la doctrina de la UCR".

Agregó que "la UCR es el antibiótico de la política enferma de nuestro país, y además tiene una estructura de dirigentes, partidaria a lo largo y ancho del país. Tiene el escenario de partido que permite que esta idea pueda echarse a andar y ganar adoptos desde el punto de vista electoral".

"A mí no me cabe la menor duda de que la opción electoral hacia el 2011 pasa por la UCR, sin perjuicio de que existan personalidades, como el caso de Carrio, Binner o Stolbizer, que perteneciendo a otros partidos, no dejan de estar alcanzados por los postulados doctrinarios de la UCR".

Remarcó que "el panradicalismo, es lo que tenemos por delante los argentinos si queremos salir de la decadencia en la que nos ha sumido el Partido Justicialista; primero con Menem y su visión materialista de la vida y la política, y ahora con el kirchnerismo".

Bardengo dijo que "aspiro a que la gente tenga memoria, y de la misma manera que cuando los radicales nos equivocamos todos se acuerdan por mucho tiempo, que la sociedad Argentina advierta que estamos en presencia de un proceso de decadencia profundo, que tiene como antecedente diez años de menemismo y ya lleva seis años de kirchnerismo. Eso no se emparda diciendo que De la Rúa estuvo en el medio dos años".

Preguntado qué opina del distanciamiento entre Elisa Carrió y Margarita Stolbizer, indicó que "eso apunta a reacomodamientos en el proceso que tiene la política desde ahora hasta 2011″.

"No tengo ninguna duda que tanto una como la otra participan de una visión de la política perfectamente conciliable. Puede haber discusiones, pero en definitiva no hay desacuerdos en que se necesita república, un tipo de gestión democrática, moralidad pública, y un proyecto de país que tenga que ver con el futuro de 40 millones de argentinos, y no con la necesidad de un matrimonio en el gobierno".

Consultado cuál es su destino político con este panorama, dijo que "está en el marco de esta opción que tiene la Argentina hacia el futuro. O nos quedamos dentro de un proyecto que tiene jefe, que tiene dueño, como plantea el Partido Justicialista a través del kirchnerismo, o planteamos una alternativa con un proyecto que no tenga más dueño que el pueblo, que no tenga más futuro que el de todos los argentinos con una democracia funcionando activamente".

"Ahí estoy yo, y a ese proyecto creo que lo tiene que liderar la UCR. Esto excede las simpatías personales. Es una necesidad del país que la alternativa al partido justicialista en el gobierno con Kirchner, sea la UCR, con sus aliados".

Cree que "el deterioro en que ha caído la Argentina en lo político e institucional es tan grande, que un solo partido no lo puede sacar a flote".

"Se requiere del mayor consenso posible, incluido el Partido Justicialista a través de aquellos sectores que tienen una vocación más republicana y democrática que el kirchnerismo".

Comentá la nota