Los barcos costeros quedarían parados en muelle a raíz de nueva norma de Prefectura Naval

La inminente aplicación de una disposición de Prefectura Naval exigiendo embarcar un segundo patrón en los barcos amarillos, dejaría paradas en muelle, impedidos de salir a navegar, a unas 150 embarcaciones del puerto de Mar del Plata que pertenecen a la flota costera.
La norma introduce un cambio de criterio en lo referido a la dotación de seguridad, que afecta a los pesqueros de navegación marítima costera y de rada o ría. Desde que se conoció la medida, se registraron varios pedidos de audiencia a la Prefectura Naval por parte de los armadores locales, con el interés de acercarle propuestas alternativas a la autoridad, que, afirman, no obtuvieron respuesta.

"Esta situación, sin antecedentes en los últimos 50 años, genera una dificultad operativa y rompe el delicado equilibrio de la ecuación económica que implica salir a pescar para estas embarcaciones, vulnerando la sustentabilidad de la actividad", sostienen a dúo Franco Boccanfuso y Guillermo Soldini, titulares de la Cámara de Armadores de Buques de Rada o Ría y de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, respectivamente, a través de un comunicado de prensa emitido por ambas entidades.

La medida de Prefectura (Ordenanza Polinave Nº 03/09) se fundamenta en la necesidad de prevenir siniestros en el mar a causa de la "fatiga del personal a bordo, circunstancia que –según la norma- podría vulnerar o afectar la seguridad de la navegación".

Al respecto, desde las entidades pesqueras argumentan que "nuestras embarcaciones se vienen aggiornando de manera permanente tanto a los avances tecnológicos como a cada una de las exigencias y reglamentaciones de la seguridad de la navegación, lo cual, en los últimos 50 años, ha mejorado sustancialmente la seguridad en estos buques".

Y a su vez añaden: "Hoy contamos con nuevas generaciones de tripulantes que cumplimentan estrictas exigencias de formación para ser competentes en el uso de las nuevas tecnologías de gobierno y sistemas de ayudas a la navegación. Ellos están aptos para la ejecución del correcto arte de la navegación y las buenas prácticas marineras y de seguridad en el mar", sostienen.

En tal sentido, instan a la Prefectura Naval a rever la aplicación de la medida, "resolviendo adecuarla al caso concreto de la flota costera y de rada o ría con asiento en el puerto de Mar del Plata, reemplazando la exigencia de incorporar un Primer Oficial de Pesca o Segundo Patrón en estos buques, por la presencia a bordo de dos tripulantes titulados con el rango de Marinero de Primera, con experiencia en la utilización del instrumental y ejercicio de navegación", proponen.

Según explican los armadores pesqueros, esta posibilidad está contemplada dentro de la propia norma, en su anexo 3, con lo cual apelan a la "buena voluntad de la autoridad naval para contemplar la situación de esta flota".

De no mediar una rápida respuesta, los pescadores advierten que unas 150 embarcaciones amarillas quedarían virtualmente detenidas en los muelles del puerto local, impedidas de salir a navegar, en la medida en que no consigan renovar sus certificados de navegación hasta tanto no cumplimentar la disposición de embarcar un segundo patrón, exigencia a la que calificaron de "inédita" y de aplicación "perfectible".

Comentá la nota