Barcelona igualó con el Bayern y pasó a semis en la Champions.

El Barcelona se clasificó a las semifinales de la Liga de Campeones, pese a empatar 1-1 en el campo del Bayern Múnich en el partido de vuelta de los cuartos de final del torneo continental, tras lograr un 4-0 favorable en la ida.
El gol del francés Franck Ribéry, nada más iniciarse la segunda parte del encuentro, hizo soñar a los alemanes por un momento con la remontada, pero el siguiente tanto del maliense del Barça Seydou Keita acabó con la ilusión.

Los alemanes salieron con fuerza, presionando en todo el campo a los jugadores del Barça, que durante los diez primeros minutos de partido tuvieron muchos problemas para acercarse al área de Hans Butt.

Esta presión se fue deshaciendo a medida que el Barça fue haciéndose con el control del balón y, por ende, del partido, pese a que no acababa de contar con ocasiones realmente claras de gol.

Con el marfileño Yaya Touré muy bien recuperando balones y Xavi Hernández, de nuevo, como cerebro del equipo azulgrana, el Barcelona empezó a lograr cada vez más llegadas protagonizadas principalmente por el argentino Leo Messi y el camerunés Samuel Eto'o.

Los dos equipos se fueron al descanso sin goles, pero nada más reanudarse el encuentro, Ribéry, cuyas entradas por la banda izquierda ya habían puesto en jaque en más de una ocasión a la escuadra azulgrana, recibió un buen pase largo, se fue hacia la portería del Barça y tras aguantar bien la media salida de Víctor Valdés marcó el tanto alemán (47).

El empate llegaría en el minuto 73 en una gran jugada en la que participaron hasta cuatro jugadores: Samuel Eto'o pasó a Iniesta a la izquierda, que envió al centro del área a Xavi, quien se dio la vuelta y dejó atrás a la frontal, donde llegaba Keita para soltar un tiro imparable para Butt.

En tanto, el Chelsea sufrió más de lo esperado para sellar su billete para las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol, tras empatar por 4-4 ante el Liverpool en Stamford Bridge, este martes en la vuelta de los cuartos de final, donde los londinenses habían ganado 3-1 en la ida.

Los pupilos de Guus Hiddink partían como claros favoritos tras su gran triunfo en Anfield, pero el Liverpool presentó batalla hasta el final y en los últimos minutos estuvo cerca de una épica remontada, hasta que su rival marcó el definitivo empate a cuatro goles.

El conjunto visitante empezó fuerte en la primera mitad y se adelantó por 2 a 0, gracias a los tantos del brasileño Fabio Aurelio (minuto 19) y el español Xabi Alonso (28 de penal), lo que dejaba a los suyos temporalmente a un único gol de la hazaña.

En la segunda, el Chelsea salió más acertado y logró remontar gracias al marfileño Didier Drogba (51), el brasileño Alex (57) y Frank Lampard (76).

Cuando la eliminatoria parecía terminada, el Liverpool volvió a reaccionar y se situó con ventaja de 4 a 3, tras los goles del brasileño Lucas Leiva (81) y el holandés Dirk Kuyt (82), estando de nuevo a un paso de las semifinales.

Comentá la nota