Sin barbijos ni alcohol en gel

Desde las distintas farmacias de la Capital correntina informaron que en los últimos dos días se agotó el stock de barbijos y alcohol en gel, y resaltaron que los distribuidores de insumos hospitalarios no pudieron especificar cuándo retomarán el abastecimiento correspondiente a los comercios del rubro para satisfacer la demanda, la cual aumentó considerablemente en las últimas 48 horas, tras la aparición de casos de Influenza A en la provincia.
"Desde el miércoles no contamos con más mascarillas", señaló la encargada de una de las farmacias más reconocidas de la ciudad, ubicada en pleno microcentro capitalino, quien expresó además que no saben cuándo volverán a contar con el artículo preventivo, así como el alcohol en gel.

En otras droguerías de esta ciudad, ubicadas en barrios de alta densidad poblacional como Laguna Seca y Altagracia, también resaltaron el déficit de barbijos y marcaron la preocupación imperante ante la continua demanda de los vecinos.

Respecto a las mascarillas más solicitadas, los consultados coincidieron en que las económicas fueron las que más salidas tuvieron hasta el momento, si bien indicaron que se trata de un material con una vida útil escasa de dos horas, el cual ronda los 2 pesos, mientras que el segundo en ventas se acerca a los 6 pesos. En las seis farmacias consultadas comentaron su sorpresa ante los valores de otro tipo de barbijos, con mayor durabilidad, los cuales trepan a los 14 pesos, y hasta tuvieron que soportar ofertas de costo que superaron los 19 pesos; "así tendría que vender al público a 25 pesos mínimo, y eso en una provincia como Corrientes es una locura", comentó ofuscada la propietaria de una farmacia ubicada en pleno barrio La Cruz.

Lo mismo ocurre con el alcohol en gel, el cual se consigue desde 12 pesos, el pote de 250 gramos, y que para una familia tipo tiene una duración de cuatro días; estos se acabaron antes que las mascarillas, y en su reemplazo la gente comenzó a comprar desinfectantes como el Lysoform.

Por último, otro dato que los farmacéuticos comentaron como preocupante tiene que ver con la posibilidad de que los insumos, una vez que vuelvan a ser distribuidos, muestren una suba considerable, "los abastecedores de las casas de insumos hospitalarios dejaron entrever que podrían regresar con aumentos", indicó el encargado de uno de los comercios consultados.

Comentá la nota