El Barba debe viajar, pero no quiere

El oficialismo de Quilmes no pudo conseguir las voluntades en el Concejo Deliberante que le permitieran destrabar el conflicto institucional que paraliza la gestión desde hace varios meses. El intendente Francisco "Barba" Gutierrez viajará a la OIT este fin de semana.
Nuevamente se suspendió la sesión del Concejo Deliberante de Quilmes en el que debía debatirse el presupuesto municipal y la designación de las nuevas autoridades del cuerpo.

Desde hace varias semanas por carriles paralelos se debaten ordenanzas clave para el Ejecutivo que conduce Francisco “Barba” Gutiérrez y el nombramiento del presidente del Concejo Deliberante en reemplazo del renunciado Jorge Molina. Es que la alianza que lo llevó al poder a Gutierrez y que se reflejaba en una relación de fuerzas en su favor en el legislativo comunal se rompió con el tratamiento del Presupuesto, ya que la Coalición Cívica decidió no acompañar al oficialismo.

En ese momento, los concejales de Unión Pro se acercaron al intendente pero con una condición: ser ellos quienes condujeran el Concejo desde esta fecha en adelante. Sin embargo, luego de mucho debate interno, la sesión convocada para el 14 del corriente se levantó sin fecha optativa. La alianza entre los concejales de la Coalición Cívica y los camañistas sigue firme en el respaldo a Alberto De Fazio, hombre cercano al ex presidente provisorio de la República.

Por su parte aliados al gobierno comunal y Unión Pro insisten con el recambio y postulan a Gustavo Filaretti, aunque los concejales “puros” de Gutierrez no se han definido aún.

Esta intranquilidad permanente motivó al jefe comunal replantearse la conveniencia de viajar a una reunión de la OIT en su carácter de sindicalista de la UOM y a tal efecto debatió durante cuatro horas con todo su gabinete sobre los pasos a seguir.

Comentá la nota