Barabino: "La depredación no es solamente del recurso sino del trabajo y la economía de los santacruceños"

"La situación que afrontamos es una clara descripción de una parte importante de la actividad industrial de los recursos naturales de nuestra Provincia, en este caso pesqueros, donde se manifiestan problemas en cuanto a la falta de inversión para mantener e incrementar la actividad, en desmedro de los derechos e intereses de la provincia, y más preocupante de la estabilidad laboral de un cuantioso número de trabajadores".
En recorrida por la localidad de Puerto Deseado, el candidato de EC mantuvo diferentes reuniones con integrantes de pequeñas empresas pesqueras. En un marco de intensa problemática donde la depredación de los recursos, el deterioro de la economía y la vulnerabilidad de los derechos de los trabajadores, Cacho Barabino recepcionó cada una de las inquietudes expuestas con el compromiso de trabajar en la resolución de los mismos desde el espacio institucional al que se postula, que es una banca en el Congreso de la Nación.

"Vemos con gran preocupación que estamos ante el desarrollo, explotación de una pesca sin control, donde se firman concertaciones que se parecen más a una rendición del gobierno ante las pesqueras que un espacio de defensa y garantía de puestos de trabajo como así también la participación del Estado para obtener mayor renta", enfatizó Barabino.

Tras varias reuniones mantenidas, el representante de Encuentro Ciudadano analizó varios de los aspectos que colocan en carácter de crítico al sector pesquero, explicando que "el gobierno no discierne entre las grandes pesqueras españolas como ARGUMASA y las empresas pequeñas, donde las grandes multinacionales emplea un promedio de diez a quince empleados, que obtienen más de una docena de permisos pesca, en relación a aquellas empresas de menor magnitud". Reforzando la información brindada, Barabino remarcó que "son estas empresas pequeñas las que dan mano de obra a más de 70 trabajadores locales, garantizando sus puestos laborales aún en época de crisis. Sin embargo, el Estado les niega los permisos de pesca que son gestionados –vale la aclaración- desde una Consultora en Buenos Aires amiga del Gobierno, representada por Darío Barolli y Ernesto Aspillada".

Cabe destacar que el Gobierno Provincial implementa ante diversas empresas extranjeras que se encuentran explotando recursos no renovables en nuestra Provincia, instrumentos de discusión como la mesa de concertación. Amen de la determinación política, Barabino manifestó que en función de los reclamos esgrimidos por diferentes trabajadores de la pesca, como así también a la luz de los diferentes problemas suscitados, "la concertación es una extorsión de las grandes pesqueras hacia el Gobierno, donde piden más subsidios para no cumplir con los correspondientes pagos de multas, a la vez para evadir el pago de permisos de pesca o sólo abonar la mitad del valor".

Entendiendo la importancia de rever este espacio de trabajo, el candidato a Diputado Nacional replicó que "las empresas extranjeras, buscan obtener en una mesa concertación donde la negociación debe ser en defensa de los derechos de los trabajadores, mayores créditos que den o ser otorgados genera que se continúen con los barcos varados en el Puerto de Deseado, mientras continúan exportando previo cobro de reembolso a sus casas matrices de

España. También debemos agregar que las pesqueras ni siquiera colocan de garantía sus barcos, sino que respaldan los créditos con lo que pescan".

Ante una crítica situación, y a modo de ejemplificar los mencionado, Barabino recordó que la empresa EMOPESIUR durante el 2008 "pagó subsidio a los trabajadores que en parte pagó el municipio de Deseado y la otra parte la poner la pesquera de la deuda que tiene la Provincia. Por eso sostenemos que la depredación no es solamente del recurso no renovable, sino del trabajo y la economía de los santacruceños".

Comentá la nota