Bañuelos se fue, pero no tanto

El Salón Blanco podría ser rebautizado desde ayer como el lugar donde las paralelas se juntan. Aunque ya venían acercándose desde hace tiempo, la asunción de Paulino Gómez Miranda dejó explicito un vínculo entre el gobierno y otros sectores de la política que aparecían enfrentados.
Varias cosas quedaron a la luz en la tarde de ayer; entre estas que Alicia Bañuelos dejó como heredero suyo en el ministerio del Progreso a un "junior" de su riñon. Paulino -ex organizador de las olimpíadas de la ULP que llevaron a un grupo de chicos a la NASA- le agradeció públicamente "a Alicia" y dijo que iba a trabajar mancomunadamente con la entidad educativa en su gestión. Lo segundo es que ARSaaII quiere "YA" la cédula de identidad puntana. El tercer punto es que el nuevo ministro debe ser uno de los más jóvenes de la historia, ya que cuenta con solo 27 años. Pero también hubo otras lecturas políticas en este nombramiento del joven funcionario, ya que está emparentado (por el noviazgo con una de sus hijas) con una de las figuras que más ha criticado al actual gobierno.

"Yo cuando estaba estudiando, pensaba que podía formar parte de este gobierno, pero no pensé que fuera tan pronto", expresó todavía incrédulo el novel ministro del Progreso. Dijo que iba a trabajar para todos y que iba a poner su mejor esfuerzo para aportar al bienestar de los puntanos.

Desde el auditorio la ex diputada de Nuestro Compromiso, Patricia Sirabo (ex esposa de Raúl Laborda), seguía emocionada los acontecimientos. ¿Has venido como funcionaria? le preguntó este cronista, sabiendo que había un nombramiento también para ella. ¿Cómo no voy a venir si es mi yerno desde hace cinco años? respondió y emitió todo tipo de elogios sobre el joven recién asumido. Pero luego, tras la foto de familia, hubo más sobre su propia actividad allegada al Ejecutivo.

A su turno, Alberto Rodríguez Saá, le pidió al nuevo ministro que le pusiera las pilas al proyecto de la cédula electrónica, con la que los puntanos tendrían carnet de conducir, cédula de identidad, historia clínica y ahora un nuevo agregado: "servirá para entrar gratis a todos los espectáculos públicos que se hagan en San Luis". No aclaró si servirá para entrar gratis al cine, pero presentó al rectángulo plástico con un chip como la utopía del pueblo puntano que resolverá casi todos los problemas.

También bromeó sobre la edad del ministro: "Tiene solo 27 años, el próximo tendrá que tener 25" y después de salir del Salón Blanco regresó para informar que "Es licenciado en Ciencias Políticas" y se retiró sin hacer declaraciones.

"Un proyecto de familia"

Si bien el diálogo no fue grabado, lo que sigue es casi textual:

-¿Es cierto que asumiste como funcionaria? le preguntó este periodista a Patricia Sirabo.

-"No, para nada", respondió.

- Pero hay rumores de que te han nombrado en el municipio de Estancia Grande, insistió este cronista.

-"Lo que pasa es que el gobierno se interesó por un proyecto en el que venimos trabajando con nuestros hermanos desde hace tiempo", comenzó a explicar.

"Como sabrás, nosotros venimos trabajando desde hace mucho tiempo con un club de polo en nuestro campo. Es un proyecto familiar que venimos realizando desde hace tiempo con mis hermanos"

"Al gobierno le interesaban nuestros contactos y ampliar el proyecto", continuó.

-Pero ¿te han designado o no como asesora en el nuevo municipio de Estancia Grande?

"Bueno, el gobierno quería que nos hicieramos cargo del proyecto y yo tengo que cobrar un sueldo para eso", dijo despejando todas las dudas.

Comentá la nota