Los banqueros creen que debería renunciar

Fue la conclusión de miembros de Adeba en una reunión reservada que se hizo en Punta del Este
Para los banqueros, la suerte de Martín Redrado ya está echada. Como todos los años, el presidente del Banco Macro, Jorge Brito, organizó el sábado pasado una cena en su chacra de Punta del Este, y entre los invitados -con una mayoría de hombres de las finanzas, aunque también hubo empresarios de otros rubros- el comentario obligado fue que lo mejor que podía hacer Redrado era dejar su despacho en el Banco Central.

No bien se desató el conflicto en el ente monetario, el anfitrión de la cena del sábado fue el primero en apoyar públicamente al Gobierno a través de un comunicado de la Asociación de Bancos Privados de Capital Nacional (Adeba). En ese momento, algunos banqueros reconocían que detrás de este comunicado se encontraba la sugerencia de algún funcionario de altísimo nivel y en voz baja no eran pocos los que pensaban que la razón estaba del lado de Redrado y que cuestionaban la excesiva celeridad de Brito en defender públicamente la posición oficial. Con el paso de los días, el panorama fue cambiando y en el encuentro del fin de semana la postura mayoritaria era que el comienzo de la solución al conflicto podría llegar con la salida de Redrado.

"Lo que hizo Redrado hasta ahora estuvo bien, pero creo que ya es hora de encontrarle una solución a esta crisis. Ya nadie sale en su defensa, ni siquiera la oposición, y todo indica que entró en la cuenta regresiva. Si sigue mucho más, la va a embarrar", explicó uno de los invitados.

En la misma línea, un hombre de las finanzas sostuvo que, más allá de algunos disensos iniciales, hoy los banqueros nacionales están cerrando filas con el Gobierno. "De entrada pudo haber algún cuestionamiento a la forma en que Adeba salió a apoyar al Gobierno, pero en el fondo hay un consenso de que la salida a la crisis comenzará con la partida de Redrado", explicó. "La relación con Redrado siempre fue buena y nadie entre los bancos tiene algo contra él, pero está claro que hay que destrabar la situación y la única solución a la vista es su partida. El tema de Redrado ya fue", agregó otro hombre del sector financiero.

Del encuentro en Punta del Este participaron 50 invitados, incluyendo las esposas de los empresarios, que fueron expresamente invitadas para bajarle un poco el tono político a la comida. En la casa de Brito, el plato principal fue cordero (un verdadero signo de la época) y los hombres de las finanzas fueron amplia mayoría, encabezados por Jorge Stuart Milne (Banco Patagonia), Norberto Peruzzotti (Adeba), José Luis Pardo (Banco Mariva), Guillermo Cerviño (Comafi), Patricio Supervielle (Banco Supervielle), Jorge Sánchez Córdoba (Finansur), Ezequiel Carballo (Macro) y Luis Ribaya (Banco Galicia), aunque también hubo empresarios de otros sectores como José Ignacio de Mendiguren (UIA), Cristiano Rattazzi (Fiat), Miguel Acevedo (AGD) y Alejandro MacFarlane (Edenor), y hasta algún economista, como Carlos Melconian.

Comentá la nota