Banfield salió adelante y Gimnasia cae en la pendiente

En el Sur, el Taladro se impuso por 3 a 1, con goles de Sebastián Fernández y Silva (dos); Villar abrió la cuenta
Banfield controló los nervios por la desventaja, se mantuvo calmo, aprovechó la expulsión de Rinaudo y, al final, desgastó la resistencia de Gimnasia y Esgrima La Plata. En un duelo entre equipos necesitados, que luchan por la permanencia, los locales salieron adelante en buena medida por el instinto goleador de Silva, autor de dos conquistas. Y así se sacaron de encima una semana cargada de tensión, entre los reproches de su gente.

Sólo cuando Banfield se vio en desventaja salió del asedio. Si puede marcársele alguna virtud a Gimnasia, ésa fue el ímpetu del comienzo. Fueron minutos en los que la pelota circuló de un lado para otro y en los que inquietó a Lucchetti un par de veces. En la más clara, el arquero se lució en un fuerte tiro de Villar. Y fue el propio mediocampista el que adelantó al Lobo con una definición esquinada dentro del área. Entonces, el Taladro abandonó su estatismo y se despabiló. Por momentos pareció darle resultado a Falcioni esa formación más ofensiva que buscó, con Bustos como único volante de contención. Erviti y Bertolo se movieron mejor. Raymonda se acopló a ellos y a los atacantes, Sebastián Fernández y Silva. Enseguida, el uruguayo Fernández anotó con un remate desde lejos, no demasiado fuerte, pero que encontró a Sessa a mitad de camino. El partido se reencauzó.

Dentro de un desarrollo parejo, de a ratos enredado, Gimnasia fue más profundo. Pudo haber desnivelado con una aparición ofensiva de Maldonado, cuyo remate pegó en el travesaño después de un centro desde la derecha. Por ese mismo sector desbordó Ormeño, pero Sosa, de cara a la red, no conectó el centro con la potencia suficiente. Tan cambiante fue el partido que Banfield levantó sobre el final del primer tiempo y bien pudo haber desequilibrado: Sessa contuvo un tiro a quemarropa de Sebastián Fernández y Silva falló en un mano.

La expulsión de Rinaudo, apenas a los 20 segundos del segundo tiempo, condicionó a Gimnasia, que, desdibujado, cedió el protagonismo. Banfield sacó provecho. Maldonado se descuidó y Silva desequilibró con un tiro fuerte y cruzado. Banfield controló la situación y amplió con el centro de Bertolo y la pirueta de Silva, una especie de tijera . Así, tras dos caídas y un empate, Julio César Falcioni respiró por su primer triunfo en la vuelta al Taladro.

* Inquietud por la lesión de Villar en la rodilla derecha

A los 44 minutos del primer tiempo, Diego Villar fue reemplazado por Ignacio Piatti tras una lesión en la rodilla derecha. El mediocampista de Gimnasia salió entre gestos de dolor y, si bien la gravedad se conocerá entre hoy y mañana, hay inquietud en el Lobo.

LO NEGATIVO

La primera amarilla para Rinaudo fue exagerada

La segunda tarjeta para el volante del Lobo, tras una falta a Bustos, fue correcta; la primera, tras un foul a Fernández, fue exagerada.

LA ESTADISTICA

El Lobo sigue en una sequía que lo preocupa

El conjunto de La Plata lleva siete partidos sin triunfos, con cinco empates y dos caídas. El último grito: ante Independiente, por 2 a 0.

LO CURIOSO

El comienzo se demoró por el buzo de Sessa

El arquero de Gimnasia entró con ropa negra, muy parecida a la camiseta de Banfield, y debió cambiarla por otra de color amarillo.

Comentá la nota