BANFIELD | RECLAMO VECINAL Rechazan la instalación de una antena de telefonía celular

Unos 50 vecinos se reunieron ayer en un club barrial de la calle Melo al 600, en Banfield, para solicitar que se desmantele una antena de telefonía celular que prevé ponerse en funcionamiento sobre una vivienda de la misma cuadra debido a que temen que resulte nociva para la salud. Durante la reunión se hizo presente uno de los responsables de la instalación del equipo.

Una vez más las antenas de telefonía celular son motivo de conflicto en la región, esta vez en la localidad de Banfield, partido de Lomas de Zamora, donde los vecinos volvieron a exigir que se desmantele una de ese tipo ubicada en la calle Melo al 600.

El problema está presente en el barrio "desde hace tiempo", según dicen, y por eso se reunieron en el club "Para Siempre" de esa cuadra, donde debatieron sobre el asunto.

Ellos dicen sentir "miedo" a que el aparato "provoque alteraciones en la salud" y mantienen su reclamo. "La antena está aproximadamente hace un mes, pero recién hace diez días nos dimos cuenta de su presencia. Es un problema porque no se sabe si es perjudicial para la salud o no", expresó Patricia Osso, que organizó la reunión.

También agregó: "En este barrio está el club al que concurren muchos chicos, en los alrededores hay dos residencias geriátricas en las que viven muchos ancianos. Los vecinos sentimos miedo de que cuando empiece a funcionar, provoque alguna enfermedad".

A la cita asistieron alrededor de 50 personas, y todos coincidieron en un denominador común: que retiren en enorme artefacto de allí. "Trabajaban durante la noche y todos los vecinos creyeron que estaban colocando un tanque de agua, pero con el paso de los días se dieron cuenta de que no era así", agregó Sergio Bidegaray, que también residen en el barrio.

En medio de la reunión se hizo presente uno de los responsables de la obra y dijo que representaba a la familia propietaria de la vivienda en la que se montó la antena.

Pablo, que sólo prefirió dar a conocer su nombre, dialogó con Info Región y expresó las inquietudes de quienes residen en la calle Melo 604: "Soy responsable de la instalación y estoy aquí presente para que tomemos una resolución concreta, porque hay mucha desinformación y fantasía entre los vecinos. Estoy representando a la familia que tiene la antena en la vivienda".

"El jueves se llevó a cabo una reunión con los propietarios de la casa porque están asustados por los disturbios vecinales de la última semana y quieren ponerle fin al contrato", agregó.

El momento de mayor tensión se vivió cuando el hombre argumentó que los propietarios en cuestión denunciaron "amenazas por parte de quienes se oponen a la puesta en marcha de la antena".

Entonces, de inmediato los vecinos echaron por tierra esa afirmación. "Es imposible, los vecinos lo único que estamos pidiendo es que se respete la vida de los ciudadanos. Los propietarios de la antena fueron invitados por todos los vecinos para que contaran cuál era la finalidad de la antena", indicó Osso.

También los vecinos sostuvieron que los ciudadanos recurrieron a la Municipalidad donde se les dio un expediente, por medio del cual se logrará saber cuál es la finalidad de la antena de telefonía móvil.

Por último, Pablo indicó que "todavía no se instaló la antena de telefonía celular, recién se están colocando los primeros aparatos".

Comentá la nota