BANFIELD | RECLAMAN ARREGLO DE LUMINARIAS E HIGIENE Denuncian falencias en los servicios de alumbrado y barrido público

Hace más de dos meses que los vecinos de Melo y Arenales, en Banfield, deben transitar las calles a oscuras debido a la rotura de las tradicionales luminarias y farolas. Aseguran que el municipio "nunca se acercó" a repararlas pese a la gran cantidad de reclamos que efectuaron. Además, indicaron que desde hace varios días tampoco pasa el barrendero. “Queremos que las autoridades nos respondan. Llamamos miles de veces y no nos aceptan el reclamo porque dicen que ya se efectuó”, se quejó Liliana Pirruccio en diálogo con Info Región.

Cansados de la falta de respuestas por parte de las autoridades, un grupo de vecinos de Banfield se reunió en la intersección de Melo y Arenales para solicitar la reparación de las luminarias de ambas calles, que por la noche se encuentran “completamente a oscuras”, según indicaron.

Los residentes de la zona aseguran que desde "hace más de dos meses" llaman al municipio para exigir el mantenimiento de las farolas, pero que hasta el momento ningún camión se acercó para arreglarlas. Además, indican que la cuadra se tornó “muy peligrosa”, ya que la oscuridad colabora a incrementar los hechos de inseguridad en el barrio.

“La semana pasada me robaron a metros de mi casa. Como no se ve nada porque las luces están rotas, aprovechan para sacarle la poca plata a los vecinos”, se quejó Liliana Pirruccio, una de las vecinas que encabeza el reclamo. “Los tres faroles principales de la calle Melo y las dos farolas blancas que colocaron hace poco no funcionan. Algunas se quemaron y otras ni siquiera anduvieron desde que las colocaron. Es increíble que pase esto”, criticó Héctor, que sumó su voz ante la presencia de Info Región.

A la indignación de los vecinos por las falencias en el servicio de alumbrado público se suma el enojo por la falta de respuesta. Si bien los residentes se turnan para realizar el correspondiente reclamo al municipio, según aseguran, la única devolución a las insistentes llamadas es la siguiente frase: “No podemos tomar el reclamo porque ya se realizó en varias oportunidades”.

“Queremos que las autoridades nos respondan. Llamamos miles de veces y no nos aceptan el reclamo porque dicen que ya se efectuó. Es una falta de respeto al contribuyente”, manifestó Liliana.

En tanto, Patricia resaltó: “Mi cuadra está totalmente oscura. A veces tenemos miedo de caminar porque por los árboles grandes y la falta de iluminación la calle parece una boca de lobo. Simplemente tienen que venir y cambiar el foco, eso no necesita tanto presupuesto”.

Además, apuntaron que el servicio de barrido público también tiene ciertas “deficiencias” y señalaron que deben ocuparse ellos mismos de limpiar y arreglar las calles y veredas. “Acá limpiamos nosotros porque el barrendero no pasa nunca. Los impuestos te los cobran sin falta y caros, pero nunca mandan a nadie a limpiar”, manifestó Liliana.

Al observar que en mitad de la cuadra un grupo de vecinos se aprestó a dialogar con Info Región sobre la situación, muchos vecinos comenzaron a acercarse para aportar su voz y su reclamo.

“El barrendero pasa una vez por mes, si es que lo hace. La iluminación está muy mal y muchas veces cuando vienen los del municipio arreglan un solo foco y a los demás los dejan así. Las nuevas farolas ni siquiera funcionaron cuando las colocaron”, agregó Mario.

Los vecinos aseguraron que continuarán llamando al municipio y reclamando la reparación de las luminarias y la limpieza de las calles hasta que su pedido sea atendido. Mientras tanto, deberán caminar por las calles a oscuras y tomar sus propias escobas para barrer las calles.

Comentá la nota