Banfield fue por la punta y terminó salvando el invicto

Los goles fueron de Marcone y Fernández. Y en el mismo arco, Silva y Galván fallaron un penal cada uno.
Banfield pasó más angustía de la que merecía. Sin embargo alcanzó a rescatar su invicto y se mantiene en los pisos superiores de la tabla de posiciones. Volvió a ofrecer una buena producción. Y extendió su curiosa racha de goles: de los 10 goles que lleva anotados el equipo de Julio Falcioni el cien por ciento son importados: nueve uruguayos (7 de Silva y 2 de Fernández) y uno colombiano (James Rodríguez).

Tardaron quince minutos en soltarse y animarse. Y cuando se decidieron dejaron atrás ese deslucido y trabado cuarto inicial del partido para tornarlo atractivo y con determinación para buscar el desnivel. Fue Banfield quien hizo mejor las cosas, el más agresivo, el que estuvo más cerca de abrir el resultado.

Tuvo su gran oportunidad y la desperdició, en el minuto 34 del primer tiempo, cuando Santiago Silva estrelló un penal --originado en un agarrón de Matellán a Sebastián Fernández-- en la conjunción del travesaño y poste. A esa altura entre James Rodríguez, Sebastián Fernández y el propio Silva estaban haciendo mover bastante a los defensores locales. Y ya Campestrini se había lucido tapando un potente tiro libre del zurdo Rodríguez. Otras dos chances muy favorables que tampoco usufructuó Banfield fueron un pase cruzado de Fernández, de derecha a izquierda, que Silva no alcanzó a empujar a un pasito de la línea de gol; y otra de Marcelo Quinteros que increíblemente se lo perdió sobre el final del primer tiempo.

Arsenal había tenido lo suyo: un tiro de Mattos tapado por Méndez y del rebote Marcone metió un derechazo que Lucchetti alcanzó a rozar para desviar por encima de su arco. A poco de iniciado el segundo tiempo Franco Jara se acomodó y metió un derechazo bajo que salió muy cerquita del poste.

Y consiguió el desnivel, sorprendentemente, a los 14 minutos. Iván Marcone eludió a Bustos, enganchó y sacó un espléndido derechazo que estableció el 1 a 0.

Este golazo impactó a Banfield. Quedó paralizado y atónito. Pero de a poco empezó a reaccionar y a retomar su postura agresiva. Así accedió al merecido empate, tras un tiro de esquina desde la derecha, a cargo de James Rodriguez, fue bajado en el área por Silva y mandado a la red con una media vuelta de Sebastián Fernández. Siguió presionando y buscando Banfield. Como para dejar en claro que no quiere descolgarse la chapa de candidato. Pero tendría un nuevo contratiempo, faltando escasos minutos para terminar el partido. Santiago Ladino le cometió una infracción al ingresado Jonathan López y el invicto de Banfield estuvo más amenazado que nunca. Pero el remate de Diego Galván dio en el travesaño y Banfield respiró.

Comentá la nota