En bandos diferentes

Desde el Gobierno nacional salieron a diferenciarse respecto al pedido de Scioli para bajar la edad de imputabilidad. También tomaron distancia respecto a la comparación que hizo Scioli entre las villas de emergencia y los “aguantaderos de delincuentes”
Pocas veces, desde el recambio de gobierno en diciembre pasado, Daniel Scioli y la casa Rosada mostraron puntos de vista diferentes sobre los principales problemas del estado. Pero el drama de la inseguridad, que constituye el flagelo principal según casi todas las encuestas de opinión, está generando cada vez más diferencias entre ambas administraciones.

Sin ir más lejos, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, reclamó ayer aplicar la ley y discutir menos “de teoría” respecto de las normas de seguridad que habría que implementar para bajar los índices delictivos, y disintió con Scioli, que el viernes pasado afirmó que las villas de emergencia son “aguantaderos” y “lugares de alta peligrosidad”.

“La tarea de prevención se debe llevar adelante en todas las áreas. Hay lugares que por sus condiciones urbanísticas se prestan más a que el delito los use como aguantaderos, pero me parece que en ese caso hay que trabajar en la urbanización, y no plantear una cuestión de dónde están en mayor medida o en menor medida enfocados aguantando a los delincuentes, sino perseguirlos”, sostuvo.

Massa dijo que “acá lo central no es discutir teorías legislativas, teorías doctrinarias respecto de la aplicación de una norma, lo central es que cada uno cumpla con su tarea y que además hagamos cumplir la ley, porque si no todo se transforma en discusiones teóricas y lo primero que tenemos que hacer es resolver la práctica”.

“Tenemos que profundizar el esfuerzo”, advirtió el funcionario, quien explicó que “la gente lo que quiere es vernos a todos trabajando para resolver un tema que es central en la agenda”.

Manifestó que “el Estado tiene un rol y es exigirle metas de cumplimiento a la policía, mientras el Poder Judicial tiene que hacer que la ley se aplique. Cada uno tiene que cumplir con su parte”, advirtió.

Massa también se diferenció de Scioli sobre el pedido para que se baje la edad de la imputabilidad de menores involucrados en delitos graves, iniciativa que es fuertemente resistida en el Poder Judicial. El jefe de Gabinete afirmó: “A mí me parece que estas polémicas sobre la edad, sobre esto, sobre lo otro, no suman nada”.

“Lo primero que tenemos que hacer es trabajar en función de resolver una problemática que la gente percibe como propia. Lo más importante es que el vecino, el ciudadano común, nos vea poniendo recursos, poniendo esfuerzo, a los tres poderes”, aseguró.

Por otra parte, más de 40 personas fueron detenidas en distintos operativos de prevención del delito realizados en la zona norte del Gran Buenos Aires, en los partidos de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre.

“Se logró la aprehensión de 43 personas (entre mayores y menores) por delitos prevenibles como robo, hurto, asaltos”, indicó un comunicado oficial. Todo indica que la inseguridad no es un flagelo pasajero.

Comentá la nota