Cae una banda que cometió 151 secuestros virtuales

Tres personas fueron detenidas y acusadas -junto a un preso de un penal- de formar parte una banda que en los últimos nueve meses cometió al menos 151 secuestros virtuales en Berazategui y San Francisco Solano.
Las aprehensiones se concretaron tras allanamientos en esta región y dentro de la Unidad Penal 32 de Florencio Varela, desde donde el ya detenido iniciaba las extorsiones.

Fuentes policiales informaron que en la celda del preso, con antecedentes por robo calificado, se encontraron las direcciones de los dos lugares donde obligaban a sus víctimas a pagar el rescate que les exigían.

"Un lugar era un semáforo de Berazategui y el otro un cesto de basura en Solano", explicó a la agencia Télam un jefe policial que participa de la investigación.

Para obtener el botín, el detenido se comunicaba luego con su madre, su hermano y su cuñado, los otros tres imputados detenidos, dijeron los informantes.

Según las fuentes, de los 151 intentos de extorsión, muchos de ellos no denunciados por las víctimas, la banda cobró 15 rescates por secuestros virtuales.

Los botines eran conformados por dinero en efectivo, tarjetas telefónicas y hasta electrodomésticos, algunos de los cuáles fueron secuestrados este martes en sendas viviendas de Berazategui y Solano.

En los procedimientos también se incautaron teléfonos celulares, chips, y armas de fuego.

"El que hacía toda la maniobra de extorsión era el detenido de Varela, que había iniciado esa serie cuando estaba alojado en la cárcel de Devoto", indicó el pesquisa.

La misma fuente señaló que el preso se hacía pasar por un policía o un médico de un hospital y trataba de engañar a sus víctimas diciéndoles que alguno de sus familiares había tenido un accidente en la vía pública, Mediante ese ardid, el detenido obtenía el nombre de un pariente y otros datos precisos y a partir de ello desarrollaba la extorsión.

De acuerdo a la investigación, el primero de los hechos ocurrió el 2 de enero y el último fue cometido ayer.

Los procedimientos fueron realizados por los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes y encabezados por el fiscal de la causa, Jorge Seizar, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de ese Departamento Judicial.

Comentá la nota