Los bancos se sumaron al cambio de costumbres.

La Plata y la región incorporaron ayer nuevas medidas preventivas. Las entidades financieras sólo dejaron entrar por tandas, y sus clientes tuvieron que esperar afuera. La Municipalidad de Berisso informó que una vecina de esa ciudad murió en el Rossi. Los medios del mundo reflejan la emergencia argentina
La metamorfosis que viene experimentando La Plata en su lucha para contrarrestar el avance de la gripe A arrojó ayer una serie de postales impensadas, como las colas de clientes en las puertas de los bancos, la limpieza de los pasamanos de los micros con alcohol en gel y la disponibilidad de amplios espacios para estacionar, en virtud del escaso movimiento en el centro de la ciudad. Fue otra jornada de miedo y preocupación en la que, encima, irrumpió la sinrazón: la Policía reprimió con gases y balas de gomas a un grupo de personas que se manifestaba en demanda de acciones claras en la lucha contra la pandemia.

Los manifestantes, entre los que hubo heridos, eran estudiantes de distintas facultades de la UNLP -especialmente Medicina- y docentes nucleados en Suteba. Los incidentes fueron enérgicamente repudiados y despertaron numerosas críticas, entre ellas la siguiente: "Es evidente que el Gobierno está desorientado y no tiene respuestas" (ver pág. 7).

Tal como lo viene informado Hoy, a lo largo de la semana cerraron no sólo las escuelas, sino también varios centros de concentración masiva, como el Pasaje Dardo Rocha, el Museo de Ciencias Naturales, los teatros y la República de los Niños. Otros redujeron su funcionamiento al mínimo e indispensable, mientras que aquellos que aún permanecen abiertos extremaron los recaudos.

Esto último ocurrió con los bancos. El Nación de 4 y 35 sólo dejaba pasar a cinco clientes por tanda; lo mismo hacían la casa matriz del Provincia y el resto de las entidades ubicadas en el micro y macro centro platense.

"La gente sale para cumplir con sus obligaciones y vuelve rápido a su casa, esto es un pueblo fantasma", dijo un comerciante de 7 y 46, mientras señalaba a una mujer que -como muchas otras- esperaba el micro, con el barbijo ya calzado. En tanto, desde el próximo lunes, las oficinas de ABSA no atenderán al público.

Las cifras

La ausencia de cifras confiables y la certeza de que el virus circula desde hace semanas tanto por nuestra región como por la Capital Federal y el Conurbano inquietan a la comunidad, que exige la toma de medidas en todos lados.

Por eso las quejas que ayer sonaron con fuerza en el interior de uno de los hipermercados, donde los clientes tuvieron que soportar colas de hasta media hora (mirando con desconfianza al que se animaba a toser). "Nos dijeron que sólo pudieron habilitar la mitad de las cajas, porque hay muchos empleados enfermos, pero los que siguen trabajando no tienen guantes ni barbijos, ¿dónde está la prevención?", se quejó Mariano, un cliente.

En el otro gran centro de ventas minoristas fueron más precavidos y no dejaban de pasarle alcohol a la manija del changuito.

Pero... ¿Cuántos contagios se produjeron desde que irrumpió la pandemia, allá por abril? Veamos, el flamante ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, ratificó ayer sus estimaciones de que habría alrededor de 100 mil infectados. Pero, su colega bonaerense, Claudio Zin, desestimó esa cifra; y la presidenta Cristina Fernández se mostró molesta por su difusión.

Quizá por eso Manzur se preocupó en aclarar que los contagios oficialmente confirmados por laboratorio son "alrededor de 2.800" y los muertos 44 (aunque, admitió, se esperan los resultados para saber si hubo otros decesos).

Cinco de ellos pueden corresponder a Berisso, ya que la Municipalidad de ese distrito informó que a los cuatro episodios fatales se le sumó el fallecimiento de una mujer de 75 años que estaba internada en el hospital Rossi de La Plata. ¿Hace falta recordar que las cifras son indispensables para evaluar el comportamiento del virus y los resultados de la estrategia sanitaria?

Con los hospitales sobrecargados de consultas, la situación argentina tuvo amplia repercusión en los medios europeos. Sin ir más lejos, el sitio 20minutos.es publicó: "De confirmarse, esta cifra supera los 90.000 casos registrados en el resto del mundo", mientras que elpais.es dijo lo siguiente: "La cifra convierte al país en el más afectado por el virus N1H1".

En Diputados

Mientras eso ocurría, empleados de la Legislatura hablaban de cuatro contagios en la Cámara de Diputados, y la Federación Económica de la Provincia anunciaba la posibilidad de modificar los horarios de trabajo de los empleados de comercio para evitar que los micros viajen repletos.

Precisamente, los micros son vistos como un potencial foco de contagio y es por eso que un grupo de empleados municipales realizó ayer un operativo de desinfección de puertas, ventanas y pasamanos. Lo llamativo del caso es que la intendencia de Pablo Bruera los envió sin barbijo.

Lo que ocurre en La Plata tiene su correlato en muchas otras ciudades del país que también se vieron obligadas a cambiar sus costumbres. La situación es complicada y las alertas que llegan desde México obligan a levantar aún más la guardia, ya que según indicó el director del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EEUU, Thomas Frieden, se teme que el virus de la gripe A se combine con otra cepa "más virulenta".

Comentá la nota