Los bancos privados ceden y bajan las tasas para pymes a pedido del Gobierno

Tal como anticipó El Cronista, la presión de organismos oficiales llevó a cuatro entidades a publicitar créditos más atractivos para las empresas locales, pero nada rentables.
Los bancos privados empezaron a desplegar su arsenal publicitario, esta semana, con un lenguaje que buscó mimetizarse con las pretensiones del Gobierno, y que no ahorró slogans vinculados al sector productivo: "compromiso con las pyme que trabajan y producen en el país", "nuestra política es apoyar el desarrollo de las pymes", y "acompañamos el crecimiento del sector", se leyó.

A sólo días de las elecciones, al menos cuatro de las entidades privadas con mayor inserción en el segmento de las pymes a nivel nacional, se decidieron a ofrecer y a difundir masivamente las líneas que el Gobierno había empezado a reclamarles días atrás, en un intento por dar algunos buenos signos de reactivación en el sector. El producto ofrecido por las compañías hizo su aparición "calcada" en los medios, y prácticamente sin matices: un crédito exclusivo para las pequeñas y medianas empresas, en pesos, a una tasa fija del 14% y a doce meses de plazo; y otro en dólares, a 4,7%, también a tasa fija, pero a seis meses de plazo. Todos con vigencia hasta el 31 de julio próximo.

Con esta sola decisión, los banqueros terminaron de congraciarse con los organismos oficiales que, en estos días, habían empezado a apurarlos a pulir un producto que resultara atractivo para pequeños empresarios argentinos, y que debía ser anunciado antes de los comicios. "Sólo la presión del Gobierno hizo que esta línea saliera en estos días", se limitó a comentar, sin mayores definiciones, el ejecutivo de una de las grandes compañías del sistema. Casi todos llegaron a concretar la rebaja a tiempo: el primero fue el HSBC, el fin de semana pasado; el segundo, el Credicoop, el martes pasado; y el tercero, el Standard Bank, ayer. Hoy lo estará haciendo también el Francés, con una publicidad que se verá en algunos medios gráficos locales. Su línea para pymes con

plan sueldo será a una tasa fija del 13,90%, a 12 meses, hasta

$ 250.000.

"Son niveles de tasas que no alcanzan a ser totalmente rentables, hoy en día, y por eso de alguna manera lanzamos las líneas con algún componente de cross-sell. Es decir, la otorgamos a clientes y no clientes del banco, pero tratamos de pedirles conjuntamente que nos contraten algún servicio adicional, como el de cobranzas locales, pago a proveedores, o pagos de sueldos", explicó el gerente de marketing del Standard Bank, Mariano Perel. Eso explicó que los anuncios incluyeran ese maldito "asterisco" de las publicidades, que siempre lleva a alguna limitación del producto: la condición de que fueran pymes que aceptaran, a la vez, contratar algún servicio o producto adicional de la entidad; o de que estuvieran incluidas en el "plan sueldo". "Hoy a este nivel de tasas no ganamos nada, pero tratamos de hacerlo para que puedan tomar las empresas", comentó un banquero.

Comentá la nota