Los bancos planean aumentar hasta 35% las comisiones

Las subas en los costos de mantenimiento de las cajas de ahorro y cuentas corrientes llegarán entre abril y mayo. En enero, ya habían subido el precio de las cajas de seguridad. La falta de negocios está golpeando con fuerza la rentabilidad del sistema financiero local, que cada vez otorga menos crédito
En los últimos meses, la actividad económica se desaceleró con fuerza en la Argentina. Lo que no se ha frenado del todo, sin embargo, han sido las subas en los precios de bienes y servicios. Basta mirar la evolución del costo de los productos bancarios: las comisiones que cobran las entidades por el mantenimiento de cajas de ahorro o de cuentas corrientes, e incluso lo que piden por las extracciones en cajeros automáticos viene aumentando a un ritmo superior al 20% anual desde 2007.

Y este año, el bajón de la economía no hará que se aminore el ritmo de las subas. Por el contrario, algunos bancos de primera línea ya han comunicado a sus clientes que en los próximos meses piensan aumentar hasta el 35% el precio de algunos productos puntuales. Según los expertos, las subas son inevitables: en el último semestre, las ganancias de los bancos por intermediación financiera –es decir, lo que ganan por otorgar crédito– han caído en picada. Además, se espera que entre marzo y abril las entidades tengan que ajustar los sueldos entre un 15% y un 20%, lo que significará un aumento de costos muy importante para esas empresas.

“Sin duda, un ajuste en las comisiones tendrá que haber. El sistema financiero ya están previendo que a partir de marzo se abrirán las paritarias y que probablemente deberán aumentar sueldos”, indicó un consultor experto en bancos, que prefirió no ser nombrado.

De hecho, en los últimos días algunos de los principales bancos privados del país han hecho llegar cartas a sus clientes informando que subirán las comisiones a partir de abril o mayo de este año. Otras, mientras tanto, aún están analizando hacerlo. En concreto, se prevén subas de 35% en el costo mensual de mantenimiento de una caja de ahorro básica, que hoy tiene un valor de $15 y que pasará a costar cerca de $20 –tal es el caso de una entidad privada de primera línea–.

Asimismo, las cuentas corrientes aumentarán más de 25%, y los costos de extraer dinero en cajeros automáticos de otras redes, o de la misma red del banco pero de otra entidad, tendrán subas de entre 4% y 10%. En algunos casos, el costo de una operación de este tipo se acerca a los $6. Y si lo que se quiere es extraer dinero de un cajero automático en el exterior, el precio de esa transacción puede llegar a los $15.

Según informaron desde las propias entidades, algunos productos ya habían aumentado entre diciembre y enero. Es el caso de las cajas de seguridad, que el mes pasado tuvieron subas de entre 20% y 100%, dependiendo del banco y del tamaño de la caja. “La suba de los gastos administrativos y la falta de negocios nos obliga a ajustar los precios”, indicaron desde una entidad.

De hecho, el freno que sufrió el otorgamiento de préstamos en los últimos tres meses ha sido dramático. Consultando los datos del Banco Central (BCRA) puede verse que entre noviembre de 2008 y enero de este año se originaron $812 millones en nuevos créditos, mientras que entre noviembre de 2007 y enero de 2008 esa cifra llegaba a $8.825 millones. Esto significa una caída de 90% en el otorgamiento de nuevas financiaciones. “El stock de préstamos se mantiene, pero la originación cae dramáticamente. Esto para los bancos significa una pérdida enorme de ingresos”, indicó un consultor.

Concretamente, al no originar nuevos préstamos las entidades pierden doblemente: por un lado, porque disminuye su actividad de intermediación, y por el otro, porque dejan de cobrar la jugosa comisión que pagan los clientes al momento de tomar un crédito.

En este sentido, los expertos aseguran que cabe esperar un aumento generalizado en los costos de los productos bancarios en los próximos meses. Hay que estar atento, porque las entidades deben notificar las subas con 60 días de anticipación.

Comentá la nota