Dos bancos ofrecieron préstamos que no le alcanzan al Gobierno

Celso Jaque necesita un financiamiento urgente antes de fin de mes. El Patagonia repitió su oferta y se sumó el Credicoop, con muy poco dinero. El Nación negocia por afuera del concurso.
En medio de la turbulencia generada por la crisis en el Banco Central, el gobierno de Celso Jaque sigue enfrentando dificultades para cubrir sus necesidades de financiamiento a corto plazo, aunque apuesta a mejorar sus chances en el mediano plazo.

Ayer se abrieron dos sobres de los Bancos Patagonia y Credicoop, con tres ofertas que, en todos los casos, permanecieron por debajo de unas aspiraciones de financiamiento inmediato que la Provincia parece haber bajado de 100 a 70 millones de pesos para "antes de fin de mes".

Nadie quiso dar a conocer oficialmente los detalles de las ofertas, pero Los Andes pudo saber que la propuesta del Banco Credicoop sólo alcanzó a 7 millones de pesos a devolver en siete meses a una tasa anual del 13,75% (Badlar de 9,25 más 4,5 puntos) y pedido de garantías sobre la coparticipación. Mientras tanto, el Banco Patagonia asociado a JP Morgan no varió su propuesta de 50 millones de pesos a una tasa del 14,75% (Badlar más 5,5 puntos) a devolver en dos años. Al parecer, hubo una segunda alternativa del Patagonia, con alguna variación sobre la anterior.

El Gobierno en realidad busca un préstamo por 420 millones de pesos, de los cuales necesita con urgencia 70 millones y el resto espera obtenerlo a través de la colocación de un bono público, que en la oferta de Patagonia-JP Morgan asciende a 370 millones descontado el adelanto de 50 millones prometido.

Los funcionarios ayer no informaron si esta alianza de entidades bancarias presentó finalmente su propia garantía sobre la operación (algo que no hizo en la primera convocatoria y determinó que se bajara la licitación), aunque ayer circulaban versiones sobre una nueva "falta de presentación".

"Vamos a analizar si estas propuestas cumplen con todos los requisitos y con las condiciones financieras adecuadas para la Provincia. Sobre los resultados de este proceso de contratación directa vamos a expedirnos antes del próximo miércoles", se limitó a decir el subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé.

El funcionario actuó como vocero oficial junto al director de Compras y Suministros, Arturo Figueroa, y al subsecretario de Hacienda, Mario Granado. "No estamos en condiciones de adelantarnos y decir si estas propuestas son o no una mejora. No podemos adelantarnos", enfatizaron.

El Banco Nación no se presentó en el proceso de contratación directa, pero -por fuera de este proceso- le acercó al Ministerio de Hacienda un ofrecimiento, según confirmaron los propios funcionarios. Tampoco se conocieron datos de esta oferta, aunque en ámbitos extraoficiales trascendió que "está por debajo de los 70 millones de pesos" que se necesitan en lo inmediato.

La semana pasada, el Banco Nación había justificado su ausencia para prestarle a Mendoza -de la que es su agente financiero- en su "escaso margen disponible de crédito para el sector público", por sus inversiones en títulos públicos del Estado nacional y la existencia de disposiciones del Banco Central que prohíben otorgar créditos al sector público "por encima del 75% de su posición patrimonial". También trascendió que había solicitado una prórroga de quince días para presentarse "por dentro" de la contratación directa.

Corto plazo

En la Casa de Gobierno se admite abiertamente que "sólo se trabaja en la necesidad financiera de corto plazo" para resolver las urgencias y, a partir de allí -hacia mediados de año- "podrá haber otros instrumentos financieros de más largo plazo". La administración de Jaque ha puesto el foco de atención en el cierre de enero y en la atención de las necesidades de los municipios.

La llegada de un crédito inmediato prevé una fecha de recepción no posterior al 27 de enero y éste es un dato decisivo para un Ejecutivo urgido por resolver el envío de dinero a los municipios.

El ATN de 100 millones de pesos que recibió a fines de diciembre de la Nación fue destinado a la atención de las cuentas de la Provincia, fundamentalmente para pagar los sueldos de los empleados públicos, mientras que para las comunas tiene contemplada la aplicación de la ley de endeudamiento, que prevé 40 millones "no reintegrables" para los municipios y 20 millones como préstamo.

"El Gobierno va a elegir lo que sea más ventajoso para la Provincia", aseguran los funcionarios de Hacienda, incluyendo entre las opciones tanto las ofertas que se presentaron formalmente en el concurso público, como la que informalmente acercó el Banco Nación.

Las urgencias de financiamiento de Jaque en Mendoza tienen su correlato en gobernadores de otras provincias. En Córdoba, Juan Schiaretti recibió 30 millones de pesos del Banco Nación para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones, mientras apura la emisión de una segunda serie de bonos Boncor 2017 por 350 millones de dólares.

En Buenos Aires, Daniel Scioli tomó un préstamo sindicado de 215 millones de pesos otorgado por los bancos Macro, Hipotecario, Patagonia, La Pampa y Credicoop. Y esta semana ordenó la emisión de un título público -con vencimiento en 2016 por 165 millones de dólares.

En un tercio de las provincias argentinas, los gobernadores -incluido Jaque- siguen paso a paso la evolución de la crisis del Banco Central que se complicó con la disputa entre el oficialismo y la oposición, con Presidenta y Vice, uno en cada lado y el ya levantado embargo internacional de dineros argentinos por fondos buitres.

En ámbitos oficiales se manejan informes que consideran que, tras la salida de Argentina a los mercados internacionales con un nuevo canje de deuda (entre febrero y abril), las provincias podrán salir con sus propias ofertas de bono a la mitad de la tasa que deberían pagar hoy en plena turbulencia.

Los 13 puntos (en dólares) que deberían pagar hoy se podrían convertir en los 6 puntos que paga Brasil. Por lo tanto, los gobernadores se resignan a pagar caro el financiamiento de corto plazo al tiempo que apuestan a obtener más barato el de mediano y largo plazo.

Comentá la nota