Los bancos Macro y Patagonia rechazan directores de ANSeS

El Efecto–Techint comienza a hacer estragos en el poder de fuego de la ANSeS. Específicamente, en la capacidad del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que conduce Sergio Chodos, para nombrar directores en aquellas empresas donde el Estado tiene acciones heredadas de las AFJP. En los últimos días, dos bancos le negaron la entrada de directores estatales: Macro y Patagonia.
En el primero, Jorge Brito tiene menos participación accionaria que la ANSeS (20% contra 25%), pero de acuerdo con Jorge Carballo (posee el 18,2%), más la aprobación tácita de los accionistas agrupados en bolsas de valores argentinas y del exterior (casi 22% y 15% respectivamente), le cortó toda posibilidad de nombrar un director propio al organismo previsional.

En una nota del viernes último, que pasó ayer por la Mesa de Entradas de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), el Macro respondió a la ANSeS que "el ejercicio del derecho de voto invocado (...) se encuentra limitado al 5% por aplicación del artículo 76 inciso f de la Ley 24.241, al que remite el Artículo 8 de la Ley 26.425".

En esta nota, que lleva la firma de Jorge Brito como Presidente del Banco Macro S.A., se le aplicó al FGS de Chodos lo que ya podría llamarse "Doctrina Techint". Es decir, la negativa de considerar "voto acumulativo" a las participaciones accionarias de ANSeS, impidiéndole así la designación automática de representantes suyos en las empresas. "Mediante el rechazo a la pretensión de ubicar tres directores en Siderar, el Grupo Techint le puso límites a la intervención en empresas por parte de la ANSeS. La postura que impuso el holding (...) podría producir que, desde ahora, el organismo previsional no pueda ubicar directores en ninguna empresa más", anticipó El Cronista en su edición del jueves pasado.

La negativa del Banco Patagonia, en tanto, fue implícita. También el viernes pasado, al igual que el Macro, este banco le respondió a la ANSeS. "Se propondrá mantener el número de seis directores titulares y se propondrá la reelección de los actuales miembros para los ejercicios 2009-2010", se afirma allí, sin siquiera mencionar la posibilidad (o falta de ella) de un director por la ANSeS, que tiene en este banco apenas 5,03% de las acciones. Los hermanos Jorge y Ricardo Stuart Milne, que serán directores nuevamente en el Patagonia, acaparan 49,46% de las acciones, mientras que Emilio González Moreno (otro director no independiente) posee el 9,04%.

Si las negativas en cascada, que seguirán llegando, no resultaran suficientes, el FGS de Anses suma nuevos cuestionamientos desde la oposición. Ayer dos diputados de Coalición Cívica (CC), Adrián Pérez y Fernanda Reyes, solicitaron la citación de Amado Boudou, titular del organismo previsional, para que explique por qué no constituyó el Consejo del FGS, dispuesto hace cinco meses en la ley que promulgó la estatización de las AFJP.

"La ANSeS tiene un superávit que ronda los $ 103.000 millones, que está utilizando para financiar planes de crédito, obra pública y para atender las necesidades de financiamiento del gobierno. El 80% de esos recursos provinieron del traspaso de los fondos de las AFJP", recordó la diputada Reyes, que integra la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara Baja. "A pesar de lo dispuesto por la ley –agregó Reyes–, ANSeS nunca puso en funcionamiento los organismos y las instancias para el control de esa masa de dinero. Queremos preguntarle a Boudou cuál es el motivo de la inacción o la desidia".

Comentá la nota