Los bancos excluyen de sus promociones a los más pobres

Los descuentos con tarjetas no se aplican a quienes cobran la asignación por hijo dada por el Gobierno
Las promociones y los descuentos que otorgan los bancos, uno de los imanes que usan para atraer clientes, no siempre son aptos para pobres. En por lo menos cinco bancos de primer nivel, dejan afuera a quienes cobran la asignación universal por hijo anunciada hace dos meses por el gobierno nacional de los beneficios otorgados a los clientes de tarjetas de débito y crédito.

Esta excepción, que fue calificada de "discriminatoria" por la Defensoría del Pueblo porteña, figura en letra pequeña en las bases publicadas en Internet para algunas de sus promociones por los bancos Galicia, Francés, HSBC y Standard Bank. El Santander Río -que no hace esta distinción en sus bases- excluye por el momento de sus promociones a los beneficiarios de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), aunque prometió que en los próximos meses los iba a incluir.

El plan oficial de subsidio a la niñez otorga $ 180 mensuales por hijo a aproximadamente 1,8 millones de desocupados y trabajadores no registrados (que son responsables de cerca de 4 millones de chicos). Los beneficiarios cobran con una tarjeta de débito vinculada a una cuenta radicada en la sucursal bancaria que le fue asignada según la cercanía a su domicilio, entre las 35 entidades habilitadas en todo el país.

En una de las entidades aludidas justificaron su política: "Todas las cuentas que el Gobierno obliga a abrir, como la cuenta básica o la de asignación por hijo, son cuentas que tienen un costo de mantenimiento que los bancos tienen que asumir. El banco no cobra nada por eso. Entonces, no participan de las promociones", dijo el vocero, que pidió que no se identificara a la empresa. Este proceso -que para los bancos constituye una carga pública por la que no reciben ninguna comisión- incrementó el número de clientes de las entidades con más sucursales. El Galicia, por ejemplo, dio de alta a 55.000 clientes que cobran el subsidio a la niñez, en tanto que el Francés recibió cerca de 20.000 beneficiarios y el Standard, otros 8000.

Existen además otros bancos, como el Hipotecario, el Patagonia y el Provincia (la única entidad pública de esta lista), que no mencionan en sus cláusulas a los beneficiarios de la Anses, pero sí excluyen de sus promociones a los titulares de cuentas básicas (cajas de ahorro con un costo reducido, de entre 10 y 21 pesos). El Francés, el Standard y el Santander Río tampoco dan descuentos a estos clientes.

En general, el costo de estas promociones lo comparten en partes iguales la entidad bancaria y el comercio involucrado. Los bancos que compiten en forma más intensa por ofrecer los descuentos más atractivos son, justamente, los que tienen mayor cantidad de clientes particulares, como el Francés, el Galicia y el Santander Río.

Aclaraciones

El BBVA Banco Francés, por ejemplo, da un 15% de descuento a sus clientes que realicen compras con tarjeta de débito los viernes en los supermercados Jumbo. Pero en el final de las bases publicadas en la Web, aclara: "Se excluyen de la presente promoción las compras realizadas con tarjetas Visa Débito que tengan asociada una cuenta básica o una caja de ahorros abierta para el pago de la asignación universal por hijo de acuerdo con Comunicación BCRA «A» 5007, siendo que el débito de los fondos haya sido realizado de las mencionadas cuentas o de cualquier otra cuenta monetaria asociada a la misma tarjeta".

Una frase similar incluye el Galicia en las bases de su promoción para pagar con tarjeta de débito en todos los restaurantes del país con un 30% de descuento los viernes, así como para los beneficios en la heladería Munchi´s, en las farmacias Vantage, en los locales de MacStation y en los supermercados Disco, Vea y Las Malvinas. En cambio, no les impide a los beneficiarios de la Anses -al menos en forma explícita- disfrutar del 2 x 1 en la cadena Cinemark.

Fuentes del Galicia explicaron que ellos consideran que su cliente es la Anses y que esa cláusula se adoptó para no ser "injustos" con los beneficiarios del plan que fueron derivados a otros bancos sin las mismas promociones. "Si yo armo una promoción y el otro no lo hace, es como que quedan mal el otro banco y la Anses", respondieron en el principal banco privado de capitales nacionales.

El Galicia -que sí incluye en sus promociones a los poseedores de una cuenta básica- aclaró, ante la consulta de LA NACION, que probablemente inicien conversaciones con otros bancos para unificar criterios. "Si hay un acuerdo de los bancos en que todos den los beneficios, me parece que nosotros tenemos que transitar hacia ahí", señaló el vocero.

El gerente de Comunicación Externa del Santander, Sergio Galván, explicó que hasta ahora pusieron todo su esfuerzo en emitir y distribuir las tarjetas a tiempo para el cobro de la primera cuota (fue en diciembre), pero que "una vez pasado este primer paso van a tener los beneficios". "Nunca pensamos en excluirlos [de las promociones], pero no tuvimos tiempo para incluirlos", afirmó Galván.

Otra de las promociones no aptas para los beneficiarios de la Anses es el descuento del 10% que obtendrán los viernes de enero los clientes del HSBC que realicen compras en el supermercado Coto. Al igual que el 20% de ahorro de los miércoles en Walmart para clientes del Standard Bank.

"Son medidas discriminatorias y contradictorias, porque las personas de más bajos recursos son quienes más necesitan estos descuentos", dijo la defensora bancaria del pueblo, de la ciudad de Buenos Aires, Graciela Muñiz, que se enteró de esta situación por la consulta de LA NACION.

La funcionaria adelantó que elevará un pedido de informes a los bancos involucrados para que expliquen por qué tomaron esas medidas (de hecho, consideró que excluir las cuentas básicas también es discriminatorio). Además, enviará un oficio al BCRA, que es el organismo que podría aplicar sanciones en caso de verificarse el carácter discriminatorio.

Comentá la nota