"Los bancos y el dólar han dejado de ser un problema para los argentinos"

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Martín Redrado, destacó que a pesar de haber enfrentado las turbulencias de la crisis internacional, en la Argentina ningún banco cerró y las instituciones se mantuvieron con niveles robustos de liquidez y solvencia.
Al disertar durante la reunión del Consejo de las Américas, organizada por la Cámara Argentina de Comercio (CAC) en un hotel porteño, Redrado destacó que el crédito se mantuvo y no se vivió ninguna de las pesadillas de otras crisis, mientras los bancos y el dólar han dejado de ser un problema para los argentinos.

El titular del BCRA resaltó que la entidad en momentos de alta incertidumbre se transformó en un ancla de certidumbre y previsibilidad.

En ese sentido, Redrado ponderó la estrategia de administración de riesgo puesta en marcha y las medidas para mantener la liquidez y la solvencia de los bancos, lo cual demostró la capacidad de parar la pelota y evitar consecuencias mayores.

"Las décadas de inestabilidad macroeconómica no han sido gratuitas en términos de

bienestar y de calidad de vida de los habitantes", afirmó.

Y recordó que en los últimos 30 años el crecimiento de América latina fue la mitad que el registrado en los países asiáticos, mientras en el caso de la Argentina fue tres veces inferior.

Para el titular del Central, ese proceso provocó pérdidas siderales para la población y afectaron su capacidad de desarrollo.

Los rasgos de ese período, indicó Redrado, fueron la dolarización de carteras, así como la dominancia fiscal, financiera y externa.

Por ello, valorizó la necesidad de acotar la volatilidad y contar con amortiguadores que hagan perder la sensación de que otra crisis está a la vuelta de la esquina.

Al respecto, y "para evitar movimientos bruscos, sobre todo en países en desarrollo con mercados financieros fragmentados y poco profundos", defendió el régimen de tipo de cambio administrado.

Continuaremos evitando las fluctuaciones domésticas y buscando una ampliación del crédito, que hoy representa apenas 12% del producto bruto, contra 30% promedio en América Latina, agregó el presidente del Central.

Al respecto, destacó la puesta en marcha del mercado de futuros de tasa de interés, que permitirá dar mayor certidumbre sobre el costo del dinero y mayor fluidez al mercado de crédito.

Por último, Redrado puso de relieve la reciente aplicación de medidas orientadas a expandir los préstamos, que abarcan diferentes aspectos, como simplificar la información requerida para las solicitudes a las entidades financieras y la evaluación del perfil de riesgo de los solicitantes.

Comentá la nota