Bancos aportarán a la operación u$s 1.000 millones en efectivo

Habría dos títulos, un Discount y otro que favorezca a los minoristas, con una quita menor o nula, como ocurrió en 2005. Se mantendría el cupón atado al PBI
La oferta que el Gobierno le hará a los holdouts para salir del default estará lista en los próximos 30 a 60 días e incluirá fondos frescos para la Argentina, adelantó el ministro de Economía, Amado Boudou, durante el anuncio ayer en el Palacio de Hacienda (ver aparte).

Los detalles completos de la propuesta no fueron dados a conocer ayer porque, según precisó el titular del Palacio de Hacienda, todavía "falta avanzar en la letra chica". "Hemos firmado la carta mandato con los bancos para poder avanzar en la letra chica", explicó Boudou. El lanzamiento de la oferta se realizará una vez que el Congreso apruebe la suspensión de la "ley cerrojo" y que la comisión de valores norteamericana (SEC, en sus siglas en inglés) revise toda la documentación, que comenzará a ser enviada hoy. Sin embargo, trascendieron algunas características:

n El Gobierno buscará diferenciar entre los grandes tenedores de títulos y los pequeños. Aunque legalmente no está permitido realizar dos ofertas diferentes, Economía evalúa ofrecer incentivos para que los minoristas opten por un bono y los acreedores más grandes, por otro. Es decir, la oferta podría incluir dos títulos, así como ocurrió en 2005 con el Par y el Discount. Este último sería en dólares y a 25 años de plazo. En el canje lanzado por el ex ministro Roberto Lavagna, los bonos Par no tenían quita y sólo podían elegirse por hasta un monto de u$s 50.000 dólares por tenedor. Claramente, este título estaba destinado a los minoristas.

n A su vez, los acreedores institucionales que decidan ingresar al canje suscribirían un nuevo bono que le permitirá al Gobierno obtener fondos frescos. De los u$s 20.000 millones que están en cesación de pagos, la mitad está en manos de los tres bancos que acercaron la propuesta inicial el año pasado y que ayer firmaron la carta mandato con el Gobierno para definir los detalles. Se trata del Barclay‘s, el Deutsche y el Citibank, los cuales suscribirían nueva deuda por unos u$s 1.000 millones. El nuevo título sería por un plazo de siete años.

"La oferta será más favorable para la Argentina que en el canje anterior. Incluye la incorporación de efectivo nuevo para el país, que rondará el 10% del monto canjeado", aseguró el ministro. Boudou agregó que para la emisión de los nuevos papeles, se espera pagar una tasa de interés "de un dígito".

n La quita va a superar el 65%, por lo que la nueva emisión podría oscilar entre los u$s 8.000 y los u$s 9.000 millones.

n Los nuevos títulos que reciban los bonistas podrían mantener el cupón ligado a la evolución del PBI, al igual que en la oferta pasada. Al ser consultado sobre este punto, Boudou respondió que si bien no está definido, "es un buen instrumento para la República y para los tenedores".

n La oferta no diferenciará entre los acreedores que hicieron juicio –fondos buitres– de los que no. El ministro precisó que el beneficio de los que no iniciaron una demanda contra el país radica en el costo judicial que se evitaron afrontar.

Economía comenzará hoy a enviarle a la SEC el apartado con la información económica del país –conocido como el formulario 18 K– y luego le sumará la oferta técnica una vez consensuada con los bancos. Se anunciaría en unos 60 días y estaría abierta sólo quince días.

una vez consensuada con los bancos. Se anunciaría en unos 60 días y estaría abierta sólo quince días.

Comentá la nota