Banco del Sur y sucre en la mira

El cambio de autoridades en el Banco Central podría reanimar las discusiones en la búsqueda de una estrategia común en el área financiera entre los países de la región, se estimaba ayer en fuentes diplomáticas.
La presencia de Martín Redrado como autoridad monetaria de la Argentina, se señaló, funcionaba como un freno a la posibilidad de avanzar en el terreno de discusiones como el proyecto regional del Banco del Sur, la alternativa de mediano plazo de llegar a una moneda única (sucre) o la igualmente ambiciosa propuesta de creación de un Fondo del Sur, una suerte de instrumento de estabilización y respaldo para economías con problemas estructurales.

En fuentes oficiales argentinas se coincidía en ese señalamiento, agregando que la integración creció más aceleradamente en otras áreas, como la energética, por la abierta coincidencia de intereses entre las partes. "En medio del verano de mayor demanda energética en Buenos Aires, Argentina logró abastecer de energía eléctrica a Brasil en algunas jornadas de enero para evitarle apagones, y en este mismo momento el ministro de Planificación, Julio De Vido, está viajando a Caracas para ponerse a disposición del gobierno venezolano en la búsqueda de una salida a la crisis eléctrica que padece ese país", apuntó.

"En cambio, en el plano monetario, apenas se pudo avanzar en los convenios de uso de moneda local entre Argentina y Brasil, pero sobre todo por impulso de las áreas de comercio exterior de Cancillería y de Industria", agregó la misma fuente oficial. Con los bancos centrales de los países socios de la región, estimó, no se avanzó más por falta de vocación de quien ocupaba el cargo máximo de la autoridad monetaria argentina. "Lo que no les convenía a los centros de poder financiero, a Redrado no lo convencía", comentó la misma fuente.

De Vido viajó ayer a Venezuela por instrucciones de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, para ponerse a disposición de ese país en la tarea de superar los problemas de abastecimiento energético que padece.

Venezuela enfrenta la sequía más fuerte desde 1947, según datos oficiales, vinculada con el fenómeno climático de El Niño, lo cual ha situado bajo mínimos el agua de sus embalses y ha forzado el recorte en la producción de electricidad.

Comentá la nota