Al Banco lo «robaron ocho o nueve que hoy desfilan en el banquillo», dijo Das Neves

CALIFICO DE «SINVERGÜENZAS» A DIRIGENTES QUE «ESTAN ESTAFANDO A LA GENTE»

El gobernador Mario Das Neves volvió a opinar ayer sobre la denominada Megacausa del Banco del Chubut, cuyo juicio oral se está llevando a cabo en Trelew, asegurando que a esa entidad «se la robaron ocho o nueve que hoy desfilan en el banquillo».

Y en una fuerte crítica al radicalismo, el mandatario provincial cuestionó ayer a los «hombres públicos» que en tiempos electorales «tratan de subestimar el pensamiento de la gente» y cuando eran gobierno ante una crisis «apelaban a cerrar la obra pública y cerrar un Banco». «Para mí es un delito el hombre público que miente, que está estafando a la gente», disparó.

Al hablar ante un colmado Salón Central de Trevelin, donde firmó un convenio para el adoquinado de 23 calles de esa localidad y entregó aportes crediticios a tres productores, Das Neves dijo que «nosotros también tuvimos menos recursos y estamos teniendo menos recursos, pero nosotros no vamos a ajustar de la misma manera, no cerramos un Banco que todos los chubutenses tuvimos que abrirlo». Recordó en este sentido que fueron necesarios «más de 100 millones de pesos de capitalización para que el Banco hoy esté abierto en todos lados y tenga acceso la gente».

MECANISMO GROSERO

El gobernador aseguró a los presentes que «nunca les vamos a mentir, pero también vamos a decir las cosas como son -agregó-, porque los que tenemos algunos años, cuando llega esa semana previa a una elección, en ese mecanismo grosero que tienen de subestimar el pensamiento de la gente, creen que con barbaridades pueden seducir al electorado».

«Lo que no tienen presente ellos, porque no caminan la provincia y no la conocen, es que nosotros aparte de las obras, el cemento y los ladrillos, acercamos información, estamos permanentemente informando lo que estamos haciendo y posibilitando que el que no esté de acuerdo lo pueda plantear», puntualizó. Y añadió: «Esto lo que está generando es una cuestión abismal entre lo que uno pretende, que es una convocatoria que gracias a Dios la tenemos, la convocatoria que a veces hacemos los hombres públicos, porque el hombre que se dedica a la política pasa a ser un hombre público, aunque esté en la oposición, pero evidentemente no asumen el papel que tienen que asumir que es de mucha seriedad y responsabilidad».

Das Neves les pidió a esos mismos «hombres públicos» del pasado que tomen «el camino o el atajo que tiene que ver con el uso de la verdad», al recordar que no solamente no cumplían con «alguna de las obras demandadas por cada comunidad», sino que aún peor ese incumplimiento «impedía que mucha gente accediera al trabajo».

Das Neves manifestó asimismo que esos dirigentes «no quieren hablar de estas cosas, quieren plantear cosas para el futuro sin rendir cuentas del pasado».

«SON SINVERGÜENZAS»

«Tenemos una instancia electoral, y estoy absolutamente convencido que este es un pueblo maduro y responsable», dijo el mandatario para expresar seguidamente que «tomamos decisiones, andamos por toda la provincia, tratamos de no comernos ningún amague, pero también están los que son sinvergüenzas en el sentido de la palabra».

«Al hombre público le pagan un sueldo. Hay que hablar con mucha sinceridad, no hay que generarle falsas expectativas a la gente», señaló.

«Estamos convencidos, cuando caminamos la provincia, que hay un Chubut distinto que no es una isla, esto es parte de una Argentina con mucho desequilibrio», consideró.

Comentá la nota