El Banco de Córdoba se adjudicó la mitad de los 600 millones de pesos que ofreció la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), para estimular créditos a bajas tasas para el consumo y la producción. Al cabo del acto realizado en la Capital F

Fortuna seguiría como presidente provisorio y Carbonetti como vice, por parte del justicialismo. Por el Frente Cívico, Varas continuará en la vicepresidencia 1ª y el radical Hugo Pozzi en la vice 2ª.
La Legislatura de la Provincia de Córdoba reelegirá hoy a las autoridades de Cámara en una Sesión Preparatoria que no deparará sorpresas en relación a posibles cambios, pese al clima revuelto que se instaló en todos los bloques en relación a las pujas internas y partidarias por el poder.

En este contexto es casi unánime la decisión de votar por un año más a Francisco Fortuna en la Presidencia Provisoria de la Unicameral, y a Domingo Carbonetti como vicepresidente; mientras que también estaría confirmada la continuidad del sindicalista del Frente Cívico y Social, Augusto Varas como vicepresidente I, y del radical Hugo Pozzi, como vice II.

La Sesión Preparatoria dará comienzo a las 13, con la finalidad de designar a las autoridades del Poder Legislativo para el año 2009 correspondiente al 131º período de sesiones, tal como lo establece el artículo 22 del reglamento Interno de la Unicameral. Del mismo modo, se designarán a los secretarios y prosecretarios así como los días y horas de las sesiones ordinarias.

Tras el acto de juramento de las nuevas autoridades de la Legislatura provincial para el año próximo, se llevará a cabo la 46ª sesión ordinaria, con lo que el telón habrá caído sobre una votación en donde la sorpresa es que no haya cambios luego del fuego cruzado que hubo durante el corriente año.

Es que el año legislativo se inició en medio del marasmo levantado cuando Luis Juez acusó al gobierno de un presunto fraude en las urnas, lo que nunca pudo ser probado pero malquistó las relaciones que deberían existir entre el oficialismo y el principal bloque opositor.

Pero también entre el radicalismo y el Frente Cívico hubo una discusión bastante fuerte por definir cuál era la primera minoría en la unicameral. El oficialismo decidió que era -por ahora- el Frente Cívico y esto también se transformó en un magullón en las relaciones entre UPC y el centenario partido.

Pero, si entre los bloques las relaciones estuvieron sometidas a fricciones, hacia adentro, en los bloques existieron enfrentamientos casi constantes entre los diferentes sectores que componen la vida interna de los partidos.

Así, el peronismo en más de una ocasión debió apelar a la proverbial “disciplina partidaria” para votar en el recinto un proyecto sin mostrar fisuras, lo mismo que el Frente Cívico, algo que no logró el radicalismo sacudido profundamente por la designación del defensor del Pueblo.

Los jefes de bancadas no se eligen públicamente, sino en reuniones privadas de cada bloque. Por eso no dejó de ser un dato político menor el hecho que el gobernador Juan Schiaretti haya avalado la continuidad de Daniel Passerini al frente de la bancada oficialista. En el Frente Cívico todo indica que continuará Miguel Ortiz Pellegrini, mientras que en el radicalismo Hipólito Faustinelli seguirá al comando de un bloque tácitamente partido al medio.

Todos estos elementos indican que las peleas más allá de lo fuertes o agresivas que parezcan, nunca son al grado tal que la sangre llegue al río.

Comentá la nota