El Banco Central aspiró más dólares

El Banco Central (BCRA) se alzó esta semana con tantos dólares como los que no compraba desde antes que el conflicto entre el Gobierno y el campo por las retenciones móviles, a fin del primer trimestre de 2008, llenara de incertidumbre a una economía por entonces ya acechada por algunas inconsistencias.
Según cálculos de mercado, la entidad (que ayer se habría alzado con casi US$ 200 millones) adquirió en cuatro ruedas algo más de 600 millones, lo que no se reflejó cabalmente en su tenencia de reservas (era de 45.521 millones el viernes anterior y quedó en 45.770 millones ayer, es decir, US$ 249 por encima). Sucede que el organismo aprovecha estos ingresos para reemplazar con dólares genuinos los créditos tomados en épocas de vacas flacas del Banco Internacional de Pagos, de Basilea, los que habían sido gestionados para evitar un descenso en esa tenencia que pudiera agregar nerviosismo a la economía.

La activa intervención oficial bastó para aquietar en la zona de $ 3,83 y 3,84 el precio minorista y mantener a duras penas a 3,82 el mayorista, en un mercado que ahora ve el tipo de cambio, cerrando el año, a 3,8430 y ubicándose a un año vista en 4,073, lo que supone una tasa implícita inferior al 7% para ese plazo y, en opinión de los expertos, impulsa inversiones en pesos que pueden otorgar un rendimiento mayor. "El Central barrió ayer con todas las ofertas de venta del sector privado y se llevó más de 200 millones de dólares", estimó el analista Carlos Risso, de Notibancos, que no duda en describir que "la demanda por parte del público es nula".

"El mercado estuvo muy ofrecido y con sus sostenidas compras el Central impuso una recuperación de dos milésimas (a $ 3,821) en el tipo de cambio mayorista vendedor", agregó Gustavo Quintana, de Portfolio Personal. El resto de las divisas más negociadas, impulsadas por la debilidad mundial del dólar, estuvieron estables o se movieron al alza. Por caso, el euro se negoció aquí a un promedio de $ 5,64 para la compra y 5,74 para la venta, con un alza de dos centavos en la semana.

El real lo hizo a $ 2,14 y 2,23, respectivamente, sin cambios respecto del viernes previo, en una semana en la que se rumoreó que Brasil analizaba reinstalar un impuesto al ingreso de capitales especulativos del extranjero para frenar la revaluación de su moneda, lo que anoche fue descartada por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Comentá la nota