Banco do Brasil confirmó que ‘conversa’ con el Patagonia para desembarcar en el país

El presidente de la entidad brasileña, Aldemir Bendine, ratificó ayer que existen negociaciones entre ambas compañías. Y calificó al Patagonia como "una buena oportunidad de negocios" por su inserción en el segmento minorista argentino
"Efectivamente, estamos conversando con Banco Patagonia. Pero son conversaciones de exploración de mercado. También estamos hablando con otros players: no sólo de la Argentina, sino también de América Latina". El deseo del Banco do Brasil, la mayor entidad estatal en activos de América Latina, de asociarse o adquirir una participación en el Patagonia quedó ayer confirmado, de este modo, por el propio presidente de la firma brasileña, Aldemir Bendine. A primera hora de la mañana, el funcionario fue consultado por la prensa de su país a partir de la nota que publicó El Cronista el lunes pasado, y de la que se hizo eco en su edición de ayer el diario O Estado de Sao Paulo.

Según pudo confirmar este diario, la intención de los brasileños es asociarse con el banco local para dar algún tipo de soporte a empresas de ese país que operan en la Argentina. "Banco do Brasil no quiere tener solamente las sucursales que actualmente tiene en América latina, que no llegan al cliente minorista. Quiere poder operar con bancos locales, ofreciendo crédito para mayoristas y minoristas, y otros servicios, como el pago de los sueldos de empresas brasileñas que hoy se da a través de los bancos argentinos", explicó un banquero.

Bendine se refirió a El Cronista cuando aclaró que debía confirmar la noticia porque se había "filtrado" información sobre las negociaciones en Buenos Aires. Y aclaró que el Patagonia aparece para su entidad como "una buena oportunidad de negocios", por su inserción "en el segmento minorista, que es muy bueno en la Argentina".

El primer paso hacia una "brasileñización" del Patagonia se había dado en julio pasado, cuando una comisión de ejecutivos del Banco do Brasil se instaló en las oficinas la entidad para estudiar de cerca sus números y su mercado. "Fue como si se les hubieran dado las llaves del auto para que lo probaran. Pero todavía el auto no se vendió", había dicho a este diario, días atrás, un banquero cercano a las operaciones. Ayer, a sólo quince días de que los ejecutivos abandonaran la entidad, una fuente cercana se encargó de ampliar la metáfora: "Significa, simplemente: ‘Te dejo manejar, pero no te doy la patente’. Queda claro que las conversaciones giran en torno a una asociación", sugirió.

La noticia de las negociaciones cayó bien en los inversores locales. El lunes al mediodía, la Bolsa de Buenos Aires debió suspender momentáneamente la cotización de las acciones del Patagonia, luego de que se dispararan un 10,5%. Ayer, el optimismo continuó, y tras un avance del 3,1%, los papeles cerraron en $ 3,31, su mayor precio de casi dos años.

El banco debió dar explicaciones por este rally a la Bolsa de Comercio, en una carta que quedó publicada en la web de la entidad bursátil: "Ha sido política permanente del Patagonia el análisis de alternativas o alianzas estratégicas con otras instituciones que permitan el crecimiento de nuestra entidad, y que incluye conversaciones y un intercambio de información con Banco do Brasil, entre otros. A la fecha, no se ha alcanzado acuerdo alguno", dijeron.

También el Banco do Brasil, en San Pablo, debió informar a los inversores en un comunicado: "Sobre la base de lo publicado por la prensa, el BB dice que está manteniendo conversaciones con el Banco Patagonia. Sin embargo, hasta ahora, no ha habido ninguna decisión sobre una posible asociación. Cualquier resolución sobre el tema se comunicará en breve al mercado", dijeron.

Esa confirmación, sugirió Bendine, podría llegar a principios del año próximo.

Comentá la nota