Las bancas a renovar.

Decididamente la discusión por el adelantamiento de las elecciones se instaló tanto en el orden nacional como en la provincia, donde en ambos casos son los legisladores quienes tendrán la responsabilidad de determinar si la fecha del 28 de junio será finalmente aceptada o no.
Por el momento aparece más dificultoso que el Chaco pueda respaldar esa fecha para tener las elecciones legislativas provinciales, a partir que el oficialismo gobernante no tiene los votos suficientes en la Cámara de Diputados. Sin embargo, esto para nada aleja la posibilidad de que los chaqueños tengan que concurrir ese día a las urnas a partir de que si el Congreso aprueba la propuesta presidencial se tendrá que sufragar solamente para renovar las bancas legislativas nacionales que se pondrán en juego, teniendo en cuenta que finaliza el mandato de Gladis Soto (PJ) y los aliancistas Luciano Fabris, Liliana Bayonzo y Margarita Beveraggi.

En caso que se unifiquen las elecciones, se tendrá que decidir la renovación de la mitad de la Legislatura chaqueña, es decir elegir 16 nuevos diputados que asuman sus funciones el 10 de diciembre.

Cabe destacar que finalizan su mandato los aliancistas Luis Verdún, Oscar Dudik, Marita Barrios, Jorge Guc, Marcelo Castelán, Marisa Lizárraga, José De Bórtoli, Leandro Zdero, Olga Bértoli y Carlos Lobera; además los justicialistas Miguel Senicen, Juan Chaquires, y Martín Nievas, la legislasdora del ARI, Alicia Terada, además de Daniel San Cristóbal (Frente Grande) y Carlos Martínez (Libres del Sur).

Comentá la nota