La bancada oficialista adelantó que el cambio de tasas es "ilegítimo" y quiere que "la oposición reflexione"

Leyeron un documento donde aseguran que solamente el Ejecutivo puede cambiar el Presupuesto. Es ante la avanzada opositora, que el martes puede cambiar la tasa de servicios urbanos.
Cinco de los seis concejales del oficialismo (solamente faltó a la cita Susana Valverde) dieron una conferencia de prensa este sábado para salir al cruce del pedido de sesión de la oposición, que movilizó para este martes una sesión donde puede llegar a aprobar una poda de las tasas de servicios urbanos.

Eva Cura (presidente), Julio Frías, Celeste Amarante, María Irene Blanco y Cecilia Conte aseguraron que el martes estarán en la sesión y darán quórum pero que hacen "un llamado a la reflexión a la oposición" porque aseguran que el llamado a sesión y la intención de recortar las tasas es "un acto de manifiesta ilegitimidad".

Este martes, una probable mayoría de concejales opositores puede aprobar una prórroga de la llamada "cláusula transitoria" que limita los valores de las tasas de servicios urbanos. Con ese recorte, se perderían varios millones de recaudación.

Y por ello el oficialismo entiende que el Concejo no puede modificar el Presupuesto.

El comunicado, textual, que leyó la concejal Celeste Amarante es el siguiente:

"Frente a la convocatoria de sesión extraordinaria a los fines de realizar el tratamiento de un proyecto de ordenanza presentado por dos bloques del Cuerpo Deliberativo, se nos impone informar a la población que este bloque entiende que nos encontramos frente a un acto de manifiesta ilegitimidad, puesto que la pretensión de modificación de las citadas ordenanzas por iniciativa de los concejales está expresamente vedada por las normas que rigen el accionar municipal, e implica un avasallamiento a las competencias y facultades del Departamento Ejecutivo.

"Decimos que es un acto al que nos debemos oponer, porque como hombres y mujeres a quienes se nos ha encomendado la representación popular, nuestra primera obligación es proteger y resguardar los órdenes institucionales, que en el caso se ven gravemente afectados.

"En efecto, el artículo 34 de la Ley Orgánica de las Municipalidades establece que sólo por iniciativa del Departamento Ejecutivo puede modificarse el presupuesto, siguiéndolo en estricta concordancia el artículo 109 de la misma ley y 54 del Reglamento de Contabilidad de la Provincia que regula el accionar de los Departamentos Municipales, y que expresamente indica: "Corresponde al Departamento Ejecutivo proyectar la Ordenanza General de Impuestos, como así también el cálculo de recursos y el presupuesto de gastos para cada ejercicio (art. 192 inc. 5 de la constitución (provincial ) y 109 de la LOM).

"Así es que tanto el 109 de la LOM como el 54 del Reglamento indican claramente que es el Departamento Ejecutivo quien debe proyectar y llevar a consideración del Concejo Deliberante la Ordenanza impositiva, poniendo únicamente en cabeza del Intendente la iniciativa de la modificación de las normas que regulan los tributos municipales.

"Los artículos 34, 109 de la LOM y 54 del Reglamento de Contabilidad conforman un bloque normativo inequívoco e inescindible que otorgan únicamente al Intendente Municipal la facultad de presentar el presupuesto y las ordenanzas tributarias que serán la fuente de recursos de éste.

"Tales facultades obviamente responden a la estructura Departamental y a las competencias que impone la ley Orgánica a los Municipios. El Departamento a cargo de la Administración es quien debe prever y determinar el manejo de los recursos. Tal como se hace en otras instancias gubernamentales, por un sistema de pesos y contrapesos los poderes se controlan recíprocamente, y así en el caso, se otorga al HCD el contralor al otorgarle a ese cuerpo deliberativo la facultad de aprobar o rechazar la propuesta del Ejecutivo, y hacer intervenir en Asamblea a los contribuyentes. La división de potestades y competencias guarda así ajustada estrechez con las funciones otorgadas a cada Departamento.

"De una armónica interpretación de las normas que hemos citado que otorgan tal facultad al Intendente, y por sobre todo del principio reconocido indiscutiblemente por los Organismos Provinciales de Contralor (leáse Tribunal de Cuentas y Asesoría General de Gobierno) que indica que el presupuesto solo puede ser modificado a instancias del Departamento Ejecutivo, es que debe entenderse la prevalencia absoluta para el caso de la facultad de iniciativa en la modificación de las normas tributarias del Departamento Ejecutivo, toda vez que en materia presupuestaria no pueden escindirse los recursos de los gastos sin desnaturalizarlo.

"Todos comprendemos sin necesidad de fueros especiales ni estudios específicos que la Ley nunca pudo dar atribuciones de iniciativa propia para poder modificar los recursos proyectados al Concejo Deliberante, y simultáneamente hacerlo responsable por los gastos al Ejecutivo.

"Es nuestra obligación como ediles ser responsables de las acciones que realizamos, y naturalmente defender las instituciones que guardan la lógica constitucional de un sistema republicano de división de poderes.

"Desconocerla por una conveniencia política o para lograr simpatías momentáneas es atacar las bases del mismísimo sistema de gobierno que ha sostenido una ciudad próspera e integrada como la que tenemos. Bregamos por una sociedad abierta al debate (como lo es la olavarriense) pero nunca por una que avasalle los principios del estado de derecho donde se cobija el propio sistema democrático y representativo".

Comentá la nota