La banca pública redobló su asistencia pero no pudo con el dólar mayorista

Redrado no está solo. La presencia de la banca pública, que ya se había hecho sentir la semana pasada, se intensificó ayer. Las ventas habrían rondado los u$s 100 millones
El Banco Central (BCRA) no está dispuesto a despilfarrar reservas para contener la suba del dólar.

El mensaje, según el mercado, quedó explícito desde el viernes cuando el Banco Nación (BNA) salió a vender divisas en una plaza cambiaria todavía seca de dólares. Ayer la señal se intensificó: otra entidad pública –el Banco Provincia (Bapro)– también se sumó del lado de la oferta.

Según estimaciones de los operadores, entre las tres entidades oficiales vendieron cerca de u$s 100 millones, si bien no alcanzaron para aplacar los pedidos de empresas y bancos. De esta manera, en el segmento mayorista, el dólar escaló poco más de medio centavo para ubicarse en $ 3,637 para la compra y $ 3,638 para la venta. Sin embargo, durante la rueda la divisa estadounidense tocó máximos en $3,643.

En las pizarras de la city el billete al público, que casi todo el día se operó con una suba de un centavo respecto del viernes en $ 3,66, terminó cediendo para cerrar sin cambios a $ 3,65.

Según informaron en la autoridad monetaria, “hubo compras y ventas desde sus arcas, quedando el saldo ligeramente vendedor”.

Así, las reservas cayeron unos u$s 20 millones y terminaron en u$s 46.939 millones. Según detalló el comunicado oficial, “este dato incluye la variación de las divisas frente al dólar, como el euro, que cedió 0,3%, la libra que se desplomó 2,1%, y el oro, que retrocedió 2,5%, la valuación de los títulos externos incluidos en las reservas internacionales y el saldo en la plaza cambiaria que, luego de compras y ventas, resultó ligeramente vendedor”.

A su vez, en la entidad dirigida por Martín Redrado señalaron que la intervención de la banca pública en el mercado cambiario se debe a órdenes puntuales de clientes y que “de ninguna manera están dirigidas a influir en la cotización de la divisa”. Pero reconocieron que siempre hay coordinación operativa entre las entidades oficiales.

Sea como fuere, la llegada de los dos nuevos jugadores que se suman en el “offer”, incrementó el volumen operado entre los dos mercados.

En rigor, ayer fue el más alto de todo febrero y lo que va de marzo. Puntualmente, la totalidad de negocios culminó en u$s 411 millones –u$s 234 millones correspondieron al MAE y u$s 177 millones se hicieron en el MEC–.

Frente a la intervención pública, la lectura del mercado es que “a la autoridad monetaria le cuesta aceptar que tiene que deshacerse de reservas en un momento en el que tendría que estar agrandando sus arcas”. “El Central está bastante nervioso. Con la aparición de los públicos, en el mercado, agradecidos porque no hay dólares”, advertía un cambista.

Los operadores aseguran que la demanda del público sigue firme.“En términos lineales, el horizonte de $ 4 previsto para fin de año es un incentivo importante para quien tiene ahorros en pesos, más aún dentro de un escenario país con elecciones de por medio y todo lo que ello genera de expectativas”, explica un informe de NotiBANCOS.

Comentá la nota