Banca 28: el bloque del Provech respalda el pedido de Castro

El diputado por el Provech, Néstor «Quique» García, adelantó el acompañamiento de su bloque para que el intendente de su propio partido, Miguel Castro, pueda hacer uso de la banca 28 en la Cámara, por las acusaciones públicas realizadas por el legislador radical Carlos Lorenzo, contra quien, dijo, la bancada de la primera minoría tiene preparada una contraofensiva.
García admitió que el pedido de Castro «no está previsto dentro del reglamento, pero es un pedido genuino. El diputado Lorenzo, creo que erróneamente y exacerbado, como es su costumbre, ha realizado críticas a distintos intendentes, fundamentalmente a Castro, y creo que el derecho de defensa no se le puede negar a nadie».

«Nosotros vamos a acompañar, porque es un pedido genuino y él tiene que defenderse en la banca 28, ante la sarta de mentiras y cosas que plantea Lorenzo siempre en el mismo estilo, en la confusión, tratando de sacar algo en limpio», afirmó el diputado de Rawson.

García, autor de la modificación a la ley de ejidos que luego fue vetada por el Ejecutivo, sostuvo que al plantearse el tema de los negocios inmobiliarios en la cordillera, «se han mezclado los temas, esto no tiene absolutamente nada que ver con la ley de ejidos, que era muy clara y plantea un área de influencia en la cual el Municipio tiene un área de influencia directa, y no percibe retribución por esto».

Con estos cambios, «en absoluto podría entregar títulos de propiedad, esto sigue tal cual está hoy. Simplemente iba a tener un 100% en el cobro de impuestos, porque debe realizar asistencia en servicios sin retribución», aclaró García.

Dijo además que para el jefe comunal, «ir a la sesión tiene distinta repercusión que ir a la comisión. Lorenzo se arrogó el derecho a decir muchísimas mentiras, utilizando el micrófono de la Legislatura, y nosotros estamos preparando una serie de respuestas en las que él mismo está involucrado en su gestión como funcionario provincial».

Finalmente, aseveró que «hay que actuar con seriedad y responsabilidad, y lo que se dice, hay que afirmarlo y reafirmarlo. No se puede decir una sarta de mentiras para que tengan repercusión pública, y después, el tiempo pasa y se olvida. La posición del intendente Castro es clara, y si se dicen algo de él, quiere ir y aclararlo como corresponde».

Comentá la nota