Baltasar Garzón apela una querella en su contra por prevaricato

El juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón recurrió ante el Tribunal Supremo la admisión a trámite de una querella contra él por prevaricación en su investigación de la desaparición de miles de personas durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista.
El magistrado niega haber infringido al declararse competente en la investigación y alega que ni el fiscal ni los magistrados de Sala de la Audiencia Nacional cuestionaron su decisión como "extravagante, absurda o esperpéntica" o constitutiva de un delito de prevaricación, informaron fuentes judiciales.

La querella admitida a trámite por el Tribunal Supremo fue presentada por la agrupación ultraderechista Manos Limpias, que asegura que Garzón sabía que por ley no podía declararse competente para investigar las desapariciones.

Manos Limpias no cuenta con representación oficial en ningún centro de trabajo en España y está dirigido por Miguel Bernard, ex responsable del partido ultraderechista Fuerza Nueva, que se inspira precisamente en las ideas del franquismo.

La decisión del Supremo, adoptada por unanimidad la semana pasada, es "jurídicamente inaceptable, dicho sea con el máximo respeto", destaca el abogado de Garzón en el recurso. La querella "no es más que una burda represalia contra el juez", asegura.

El opositor Partido Popular (PP), contra el que Garzón inició recientemente una investigación por una trama de corrupción conocida como "Operación Gürtel", aplaude la imputación del juez y considera que la decisión del Tribunal Supremo es "valiente y ejemplificadora".

En su procedimiento penal contra el franquismo, Garzón acusó al general Francisco Franco y a otros 44 ex altos funcionarios de su régimen, todos ellos ya fallecidos, de crímenes de lesa humanidad por la desaparición de más de 100.000 personas durante esa etapa de la historia de España.

En noviembre de 2008, un mes después de abierta la causa, Garzón tuvo que abandonar la investigación, al verse confrontado con un contundente recurso de la fiscalía. Su abandono fue un duro golpe para los familiares de los decenas de miles de víctimas. La investigación pasó entonces a manos de los distintos juzgados territoriales del país.

Comentá la nota